Investidura de Pedro Sánchez

Loading...

Tradufctor

Sígueme

twitter facebook linkedin googleplus youtube pinterest

11 octubre 2012

Otoño políticamente caliente




El Gobierno del PP con S.M. el Rey
El otoño ha llegado con altas temperaturas en el termómetro político, porque parece que los acontecimientos se desencadenan en una espiral continua de conflictos, incertidumbre, tensiones y amenazas veladas por parte de los nacionalistas catalanes que quieren convertir en realidad sus sueños separatistas, en un alarde de continua demostración de insolidaridad con el resto de las comunidades españolas que luchan para salir de la atroz crisis económica, procurando sumar su esfuerzo al de las demás para intentar paliar el desastre económico que negaban, propiciaban y ocultaban al pueblo en sus exactas dimensiones los socialistas que llegaron al poder y arrasaron España, no dejando piedra sobre piedra, con sus alardes faraónicos  de gastos sin  contención y derroche sistemático.

imagen de la Diada


A la manifestación separatista  en el día de celebración de la Diada, exigiendo la independencia de Cataluña, a la que ya Artur Mas considera un Estado y así lo proclama, aunque quiere someter a referéndum entre los catalanes la propuesta de autoproclamación de la independencia (como si fuera algo que le compitiera a unos y al otro sin más requisitos y saltándose de un plumazo la Constitución), cuestión que apoyan los socialistas que siempre demuestran lo poco leales que son y han sido siempre al país en el que nacieron y viven, por lo que se apuntan a cualquier proclamación separatista en momentos de gravedad económica como los que vivimos, en vez de aunar esfuerzos con las otras fuerzas políticas; quizás, por eso de que la internacional socialista no reconoce fronteras, a no ser las que surjan de fraccionar un Estado en varios miniestados, porque entonces sí valen las fronteras, las banderas y el nacionalismo que a otros se les niega por ser figuras trasnochadas de un fascismo superado…
A estas proclamas separatistas les ha sabido responder los dos socialistas que aún siguen siendo un referente para los miembros de un partidos fraccionado en múltiples camarillas y lleno de contradicciones y sin rumbo político, como son el ex Presidente del Gobierno, Felipe González, y su buen amigo y compañero de partido y gobierno, Alfonso Guerra. Ambos se manifestaron para poner un poco de sensatez y cordura entre los socialistas que están ahora ocupados en un estéril debate sobre el federalismo para así apoyar al PSC, en pleno campaña independentista.

Felipe González, ex Presidente del Gobierno
González, en un mitin en Baracaldo (Vizcaya), junto a Patxi López, afirmó rotundamente que “En España no se va a independizar ningún territorio”, y siguió afirmando que quien dice lo contrario, refiriéndose a Artur Mas, está creando una futura frustración entre los catalanes cuando comprueben que la realidad es muy distinta a los deseos de Mas y sus aliados de  hacer una secesión a la carta, en la que se reservarían los derechos que les convinieran a los catalanes y rechazarían de plano los deberes correspondientes.

lfonso Guerra, ex vicepresidente del Gobierno
            Antes que González, fue Guerra quien publica en la revista “Tiempo” un demoledor análisis,  en el que denosta la “rendición de la izquierda catalana” al nacionalismo y, afirma categóricamente que el  argumento de CiU de que España roba a Cataluña es «falso, zafio y xenófobo»; y para ello dice que quien ingresa 100 en Barcelona paga lo mismo que el que ingresa 100 en Cáceres o Málaga y, que «lo que se recauda de los ricos en Cataluña y Extremadura sirve para subvenir las necesidades de los pobres de Extremadura y de Cataluña». Advierte también de que, si se aceptaran las afirmaciones nacionalistas de que lo recaudado en un  territorio debe quedarse en él, había que aplicárselo, por extensión, a las provincias, las ciudades y hasta los barrios de Cataluña, lo que provocaría la situación injusta socialmente de que los tributos se repartirían «en proporción directa a la riqueza, justamente el efecto contrario». Y si eso se llevara a cabo, afirma Guerra, es porque no hay ningún partido capaz de hacer frente y contradecir las tesis nacionalistas.
A todo esto se une los esfuerzos del Gobierno  presidido por Rajoy para poder hacer frente a las distintas obligaciones contraídas sin tener que recurrir al rescate, al que Rubalcaba aconsejaba acudir cuanto antes, pocos meses atrás, y después afirma que se deben medir las consecuencias del mismo (parece que sólo cuando se entera de la realidad con datos objetivos es cuando deja de decir los disparates a los que tiene acostumbrados a sus electores y a los que no lo son).

Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda
Parece ser que, según las manifestaciones del ministro Montoro, el aumento constante de la deuda pública es la gran losa de los Presupuestos Generales del Estado. Precisamente, por haber tenido que buscar financiación en los mercados europeos, dicha deuda supone ahora a pagar casi una cuarta parte del gasto total del Estado y, para ser más exactos, es el 22,7%, lo que supone un incremento del 33,8% respecto al año en curso. Todo ello origina que se destine un 6,3% menos para las partidas por desempleo, La deuda pública española se eleva al 90,5% del Producto Interior Bruto (PIB) el próximo año, muy por encima del porcentaje del 85,3% para 2012, por lo que la cantidad que debemos los españoles suma más de 900.000 millones de euros a pagar el próximo año. Cristóbal Montoro, actual ministro de Hacienda, insiste en que "hay que cerrar la brecha de la dependencia financiera del resto del mundo" y para ello sólo existe un camino seguro que es continuar reduciendo el déficit, para evitar seguir endeudándose España, lo que haría más difícil aún, casi imposible, salir del atolladero económico, porque no hay que ser un experto en economía para saber que los créditos que se piden hay que pagarlos con intereses muy altos.
Hay que tener en cuenta que la deuda de las sociedades públicas, otro lastre para la economía nacional, ha pasado de 59.893 millones de euros a 142.777 millones, principalmente por el el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y del Fondo para la financiación de los pagos a proveedores de las distintas Comunidades Autónomas.
Todas estas elevadas cifras de endeudamiento traen consigo que, a pesar de que la cifra de desempleo que se estima para el próximo año sigue siendo similar al del año actual, el Gobierno reducirá en ese 6,3%, antes indicado, las prestaciones por desempleo, es decir, 1.807 millones de euros, dato que aparece reflejado en el anteproyecto de los Presupuestos para 2013, con un importe total, dicha partida, de 26.696 millones de euros.


S. M. el Rey
En cuanto a la Seguridad Social, la partida se verá aumentada, sin embargo, en un 4,8%, hasta alcanzar los 125.681 millones. Las pensiones subirán un 1%, con el consiguiente aumento del 4,9% a tal fin, elevándose la cantidad en 121.557 millones, de los que 106.350 millones corresponden a las pensiones contributivas.
La Casa Real ha visto disminuido su presupuesto en un 4% para el próximo año, que supone una disminución mayor que la del año anterior, por lo que pasa de los 8,26 millones que tiene asignado para el año actual a los 7,93 millones para el siguiente año; lo que sumado los dos años supone una rebaja del 10,9%. La Casa del Rey anunció, en el mes de junio pasado, que tanto Don Juan Carlos como el Príncipe se bajaban el sueldo bruto anual un 7,1%, en paralelismo con los recortes aplicados por el Gobierno.

El Príncipe de Asturias


 
Por su parte, S. M. el Rey ha afirmado, en el acto de entrega, en el Teatro de la Zarzuela de Madrid,  de los Premios “«Nueva Economía Fórum 2011 y 2012» al presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, y al presidente de Italia, Giorgio Napolitano, ante  dichos magnatarios  –dos países que están también sumergidos en una gravísima crisis económica-, que la crisis que padece España es una “crisis de confianza”, por lo que solicitó que las autoridades de los países europeos transmitan a sus sociedades y al resto del mundo que los distintos miembros de la UE avanzan en la misma dirección conjuntamente. El Monarca afirma la importancia de la colaboración mutua en la capacidad innovadora y de investigación, así como la confianza en la salida de la crisis, además de hablar claramente contra los utópicos  intentos separatistas de quienes, como Artur Mas, crean expectativas en los ciudadanos catalanes que son imposible de cumplir.
Estas cuentas, según afirma el ministro de Hacienda, están enfocadas para dar confianza ante la grave situación económica que atraviesa España. Además, el Gobierno también tiene previsto que la caída de la actividad económica será menos grave y de menor calado que en 2012. Por ello, Montoro afirma que, si se alcanzara ese objetivo, supondría el final de la recesión y la posibilidad de que se pueda alcanzar un crecimiento económico para dicho año de 2013.
A estos recortes presupuestarios necesarios para no seguir creando una deuda pública insostenible y con gravísimas consecuencias a la hora del pago de la misma, se une el dato preocupante de que el paro subió en el pasado mes de septiembre, con respecto a agosto, en 79.645 personas, lo que supone el 1,72% más, provocado por el hecho de ser dos meses seguidos de aumento por el final de la campaña de verano -aunque en una cantidad menor que la del año pasado para ese mismo mes y el de menor pérdida de empleo  en lo que se refiere a los tres años anteriores-, lo que da como resultado final la cifra de 4.705.279 personas desempleadas que es un dato trágico y con visos de mantenerse así durante mucho tiempo debido a la grave situación económica actual. En el año que va desde septiembre de 2011 hasta el mismo mes de 2012, el desempleo se ha incrementado en 478.535 personas, un 11,3% del total. Los afiliados, al día de hoy, suman un total de 16.809.803 ocupados, al finalizar el mes de septiembre.

La reciente dimisión de Esperanza Aguirre como Presidenta de la Comunidad de Madrid, por problemas de salud ha sorprendido por inesperada, aunque hay voces que afirman ciertas tensiones con Rajoy como los verdaderos motivos de su rápida e inesperada dimisión, concretamente, en el asunto de Eurovegas, donde parece haber mayores discrepancias entre ambos, además de en otras cuestiones. El sucesor de Aguirre, Ignacio González, parece ser la promesa de la continuidad política en la línea de Esperanza Aguirre, la que ha beneficiado a Madrid, dotándola de unas infraestructuras y servicios que no se pueden comparar con las de otras Comunidades.


Esperanza Aguirre, ex Presidenta de la
Comunidad de Madrid
Y hablando de Comunidades, la Unión Europea alerta a España de que las diecisiete autonomías son un caos que impiden la competitividad de los productos y servicios españoles, porque España se ha convertido en un nuevo Reino de Taifas, diecisiete en total, cada uno con legislación propia y, por tanto, haciendo lo que les viene en gana a costa de despilfarrar los caudales autonómicos y cuando se quedan sin cash acuden a papá Estado que siempre es un enemigo, menos a la hora de soltar “la pasta”. Es que hay muchos nacionalistas catalanes, como Mas, que quieren convertirse en nuevos Jefes de Estado, porque ser Presidente de una Comunidad autónoma no les es suficiente para su ambición de oligarca en busca de Estado al que gobernar con tan buen tino como lo  hace en Cataluña que, por esa excelsa visión política que tiene, se encuentra en estado de necesidad de pedir más de 6.400 millones de euros al Estado español (ese país vecino, como le llaman los nacionalistas catalanes con desprecio) para poder cerrar las goteras que tienen en casa, porque solos no pueden hacerlo, a pesar de que se consideran que podrían ser independientes y económicamente autosuficientes; mientras en Europa miran ese deseo independentista no sólo con recelo  y desconfianza, sino con cierta ironía al ver las pretensiones de los catalanes nacionalistas –que sólo son un 15% de los 7.500.000 catalanes que aguardan en silencio y con buen sentido en qué quedará toda esta fanfarria de fuegos artificiales-, que quieren dejar de ser provincianos para convertirse en capitalinos, pero sin capital…

Ignacio Fernández toxo y Cándido Méndez
           Por si todo esto fuera poco problema ya, los secretarios generales de CC.OO. Y UGT. Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, para hacer más animado el panorama político, social y económico, afirman en una rueda de prensa, celebrada el pasado 7 de octubre, que están “trabajando” (¿pero es que los sindicalistas han trabajado alguna vez en algo que no sea montar siempre follones, huelgas, conflictos laborales, con el resultado que todos conocemos?) en la preparación de una nueva convocatoria de huelga general (lo dicho, siempre tan oportunos y dispuestos a unir el hombro cuando es necesario) si el Gobierno no convoca un referéndum sobre sus medidas económicas (a todos los ineptos y conflictivos les da por lo mismo cuando deberían quedarse calladitos, ya que no están dispuestos a trabajar y ayudar al país y no seguir destrozando su imagen ante los demás países). Habría que preguntarse si vinieran los “socios europeos”, con motivo del rescate económico, ¿también les “exigirían” otro referéndum para que ellos pudieran meter las narices en los asuntos económicos españoles después de dar el dinero que supondría el rescate? No se puede ser más ignorantes,  absurdos, ciegos e irresponsables que los sindicalistas que viven del cuento y de los trabajadores que ellos dicen representar, para que sigan pagando las cuotas y soplando el pito y enarbolando las pancartas cuando se lo mandan los jerifaltes sindicalistas que son tan amantes del “ordeno y mando”, pero tan poco adeptos  al trabajo y al esfuerzo, porque eso se lo dejan a los demás, afiliados sindicales o no, ya que no hay que se egoístas…
Amenazan que si no se aceptara el referéndum “se abriría un escenario distinto. Si no, avanzaremos hacia la huelga general”, es decir,  formarían otra  “juerga” con pitos y  pancartas, para amenizar así los follones de tráfico que provocan, enarbolarían las banderas (en este caso si son válidas, pero “las otras”, nunca), gritarían consignas, se ciscarían en todo el que puedan o pase por allí, mostrando su disconformidad porque no les hayan consultado su opinión sobre los recortes, porque ellos tienen unas excelentes ideas macro y microeconómicas que pueden solucionar la crisis, gastando más, endeudándose más y trabajando menos y, después, las reclamaciones al maestro armero. Estos sindicalistas y la izquierda a la que representan son “la pera”, porque son especialistas en despropósitos, y lo han demostrado cuando han estado en el poder por la riqueza que crean y la bonanza económica que consiguen gracias a sus tesis económicas que son infalibles...
La rueda de prensa es previa a la manifestación convocada por la Cumbre Social, compuesta por casi 150 organizaciones. En ella los dos dirigentes socialistas han dicho a dúo y sin que se les mueva el flequillo de vergüenza: «Si hay huelga general será responsabilidad del Gobierno. Si aceptan convocar el referéndum se abrirá un escenario totalmente distinto. Si no, seguiremos avanzando hacia la huelga general».
Toxo ha dicho que los sindicatos españoles propondrán al Comité Ejecutivo de la Confederación Europea de sindicatos, el próximo día 16 de octubre, la convocatoria de una «jornada de movilización generalizada europea» y da como fecha probable para la huelga general el próximo día 14 de noviembre, para coincidir con el paro general en Portugal y así aunar fuerzas en la protesta social, aunque parecen no recordar el fracaso que supuso la huelga general anterior, recién llegado Rajoy al poder. Pero, claro, aprovechando el cabreo nacional por los recortes, subidas de impuestos y demás, pues se puede intentar de nuevo, a ver si así consiguen convencer a los españoles que ellos, los de la izquierda, representan la esperanza de un futuro mejor a toque de silbato y proclamas sindicalistas, porque es sabido de todos que es lo que hace crecer la economía de un país y no el control  del déficit, del gasto  público y del endeudamiento…


Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno
Méndez ha dicho, a su vez, que «para que ante un salto cualitativo en nuestra situación soberana, el pueblo español tenga capacidad de opinar si considera necesario el cambio». También ha afirmado que los Presupuestos Generales del Estado para 2013 constituyen “un camino de perdición” (el “camino de salvación” lo constituyen los Sindicatos). Además, dice que, además de condenar al pueblo español a “mayores sacrificios”, son inútiles para mejorar la credibilidad de la economía española ante el resto del mundo (lo cual constituye además de una falsedad, un completo disparate, porque el gobierno de Rajoy está recibiendo felicitaciones tanto de Europa como de EE.UU., por lo bien que está llevando a cabo la dura política de recortes para salvar al país de la quiebra y de un posible rescate que sería más desastroso aún para la economía española, por las duras condiciones que lleva aparejadas). Por eso, ha criticado a Rajoy que no diga nada sobre el posible rescate, considerando ese silencio como antidemocrático, ya que el talante democrático se demuestra en el continuo chantaje, extorsión, amenaza y coacción que hacen los Sindicatos y sus “piquetes informativos” a todo aquel que quiere trabajar el día de la huelga…
 

Méndez, afirma sin inmutarse, que considera necesario el referéndum «para que ante un salto cualitativo en nuestra situación soberana, el pueblo español tenga capacidad de opinar si considera necesario el cambio». Es decir, que hay que aprovechar la oportunidad a ver si se convocan elecciones generales y rebotan al Gobierno actual y vienen los socialistas de nuevo a dar clases de economía y de hacerlo tan bien como antes lo hicieron y con los frutos económicos que todos disfrutamos ahora...


A todo lo anterior, se suma la crítica que realiza Méndez a Mariano Rajoy porque mostró su satisfacción de que la mayoría silenciosa no acudiera a las calles a criticar y protestar contra sus medidas. Méndez afirma que las decisiones del Presidente del Gobierno ha conseguido “amordazar a la mayoría”. Volvemos a los despropósitos de esta izquierda absurda que nos ha tocado sufrir: la gente cuando sale a la calle a manifestarse lo hace porque está descontenta, con mayor o menor motivo, de las decisiones del Gobierno, pero no se queda en casa, sino grita y manifiesta su descontento. Para rizar el rizo, Toxo afirma que «Este país necesita una profunda reforma fiscal y una lucha decidida contra el fraude fiscal». Es precisamente, lo que intenta el Gobierno de Rajoy y recibe críticas por ello de quienes han provocado y sostenido la corrupción, el nombramiento de miles de cargos a dedo, la proliferación de personal contratado en la Administración sin pasar por las oposiciones de rigor; la falta de pago a los proveedores de bienes y servicios (el dinero se gastaba en otros menesteres) con el quebranto económico para muchas empresas que se han visto obligadas a cerrar con los despidos correspondiente, además de gastos en construcciones faraónicas que han supuestos miles y miles de millones de euro y han tenido que cerrar por falta de viabilidad y sostenimiento económico una vez construidos e inaugurados (aeropuertos, autopistas, empresas públicas ruinosas, edificios públicos no utilizados, televisiones autonómicas varias, difusas y gravosas, y un largo etcétera de despropósitos similares).

Manifestación contra los recortes sociales
Al ver este panorama, oír a los sindicatos que no se dan cuenta de que han perdido el norte y que siguen con las mismas directrices de principios del siglo XX, trasnochados en sus proclamas y en sus ideas de lucha y obstrucción contra el tejido empresarial, ya que olvidan que son las empresas las que crean los puestos de trabajo; además de las proclamas separatistas de catalanes y vascos que quieren aprovechar el mal momento económico del país para sus exigencias absurdas y fueras de lugar, en una manifiesto y descarado chantaje al Gobierno, amenazándole con la secesión; la continua monserga de la izquierda que siempre tiene la solución de todo, menos cuando está en el poder, porque entonces lleva al país dando tumbos, disparate tras disparate; la propia crisis económica con su larga lista de parados, de empresas que echan el cierre y de tragedias anónimas, entra una honda desazón al ver el esfuerzo negativo de tanto insolidario, de tanto imbécil que no se da cuenta de que cuando viene la época de las vacas flacas hay que ajustarse el cinturón y no seguir gastando sin control ni medida como hacia el gobierno anterior, negando la crisis económica, la verdadera importancia de la misma, y dejando que el país fuera cayendo en el pozo profundo de la ruina económica.

Pero sobre todo, de lo que sí hay que estar seguro es de que hay que aunar esfuerzos, cada uno en su trabajo, en su ocupación y responsabilidad, y tratando de, por lo menos, no crear más problemas, más conflictos, más desunión, en una clara demostración de que, quien así actúa, no sirve para otra cosa que para destruir, por su propia incapacidad de construir un futuro mejor, un país que puede renacer de sus propias cenizas, pero siempre aunando esfuerzos y no dividiendo el tejido social que es, al fin y al cabo, el que forman los millones de ciudadanos que han visto su sueldo reducido, aumentado sus horas de trabajo; así como pagan más por el IRPF y el IVA, etc., y están descontentos y preocupados por el futuro; pero, a pesar de ello, siguen trabajando, esforzándose, porque sólo así, con la suma del esfuerzo de todos, se puede levantar un país, no a base de barricadas, toques de silbato, enfrentamientos con la policía y dejando la ciudad convertida en un muladar, además de dar una pésima imagen ante la opinión internacional, lo que no es, precisamente, lo que necesita España en estos momentos.

Quien esto escribe también ha visto aumentados sus impuestos a pagar( IRPF, IVA, IBI, etc) y disminuidos sus ingresos por los recortes; pero la burbuja económica cuando estalló y nos dejó bien clara la situación, también nos demostró que vivíamos en una irrealidad, en una burbuja de bonanza económica que no era tal; y ese estallido debe servir para no volver otra vez a la misma ceguera en la que creíamos en los cuentos infantiles, en los que el duende de la lámpara de Aladino le concedía tres deseos, por ambiciosos que fueran, sólo con pedírselos al mago, Para sacar a España del atolladero hace falta mucho más: trabajar en la reconstrucción de la economía a base de esfuerzos y sacrificios.

El cuento de la lámpara de Aladino, en el que sólo hay que pedir un deseo para que este se cumpla sin el menor sacrificio, esfuerzo o mérito, ése que lo cuenten los Sindicatos a quienes quieran oírlos, porque llevan muchos años contando cuentos a los ciudadanos y muchos, desgraciadamente, se los creyeron.

Y así nos luce el pelo, hoy en día….