07 julio 2019

España ante el precipicio






España ante el precipicio


Si nadie lo remedia, y si no hay antes una Sentencia sobre el posible fraude electoral del 28-A, Sánchez será proclamado Presidente con la suma de votos del PSOE, Podemos y la abstención de ERC y EH Bildu, poniendo a España ante el precipicio de su fraccionamiento de las Comunidades como Cataluña, Euskadi (incluyendo Navarra) y Baleares y después sería Galicia.

Es decir, que Sánchez, con tal de llegar al poder y hacer sus santa voluntad, en un país que asiste atónito y desesperanzado a su escalada al poder sin escrúpulos (como fue la moción de censura de Rajoy que, aunque legal, fue completamente injusta),  con la ayuda de los partidos separatistas (esa lacra que tiene España desde hace demasiado tiempo) ha llegado a un acuerdo alcanzado por los socialistas navarros con los nacionalistas de Geroa Bai, lo que ha permitido que en esta semana haya entrado EH Bildu en la Mesa de la Cámara aragonesa.

Celaá, la portavoz del Gobierno, ha intentado defender lo indefendible (puede defender cualquier cosa que convenga al  ejecutivo, aunque hoy diga una cosa y mañana la contraria) en cuanto al pacto alcanzado por el PSN y los nacionalistas de Geroa Bai, solicitando a todos los partidos que comprendan que los partidos políticos que se presentan a las elecciones cumplen con la Ley (olvida que más la cumple VOX que es constitucionalista, defensor de la unidad de España y respetuoso con el Estado de Derecho y le han sentado en el “gallinero” del Congreso, como si fuera un partido proscrito, además de otras humillaciones sufridas, como no querer sentarse a negociar con él para los pactos municipales, por parte de los otros partidos “demócratas”, excepto el PP; pero sí tanto el PSOE como Ciudadanos estaban dispuestos a aceptar sus votos, como haciéndoles un favor, claro).

Además, ha añadido dicha portavoz, que “Bildu es legal” (hecho obvio, porque, si no lo fuera, no tendría representación parlamentaria). Lo peor ha sido que ha comparado a EH Bildu (esos primos hermanos de ETA) con VOX que no tiene conexión alguna con el terrorismo, no es un partido separatista y respeta la Constitución y las Leyes, en una ofensa más a este partido que está dando clases de respeto a la legalidad vigente al resto de los partidos auto titulados “demócratas” y “constitucionalistas” y que tendrían que aprender lecciones políticas de este partido emergente (advierto que no soy votante de VOX, por ahora).

Celaá también ha insistido que en el acuerdo del PSN con Geroa Bai para lograr la Presidencia de la Mesa no se había pactado con Bildu. (Así todos tranquilos, debe pensar la portavoz y el fatídico gobierno que representa). Todavía no se han dado cuenta los socialistas de que sus palabras, promesas, negaciones y aclaraciones no gozan de la más mínima credibilidad, porque el primero que está dando ejemplo de inconsistencia, cambio de opinión de un día para otro, contradicciones, y demás demostraciones de falsedad, improvisación y poco sentido de Estado, es el Presidente en funciones, al que muchos españoles le desean un pronto cese como tal y unas largas y definitivas vacacione políticas por el bien de España.

También, se ha pronunciado sobre los planes de la Moncloa y del PSOE  y que siguen eligiendo el mes de julio como el mes más probable para la sesión de investidura (ojalá no sea así y esa investidura no llegue a producirse por el bien de todos los españoles, ese bien que él tanto cacarea). Además, la Ministra de Educación también ha manifestado el deseo de que puedan llegar a la investidura cuanto antes (callándose que lo que están esperando es algo que no depende de ellos, sino del Tribunal Supremo). Y llama a la responsabilidad de PP y C’s para que no se opongan a dicha investidura, olvidando lo que le decía siempre Sánchez (“El Incorrupto”) a Rajoy, cuando este presidía el Gobierno: “No es no”. Igualmente, ha reconocido a Iglesias como socio prioritario (socio para que le facilite la investidura pero de Ministerios ni uno, en una justa reciprocidad hacia su socio preferente, al que trata de usar pero no favorecer, independientemente de que Iglesias tenga razón para solicitar Ministerios a cambio de sus síes ¿o de su silencio?). Solicita, por ello, a PP, C’s y Podemos que sean conscientes de lo que está en juego (si lo son, -al menos los dos primeros-, de que  es conveniente de que España se salve de un Gobierno socialista) por lo que les piden responsabilidad (¿alguna vez ha demostrado tenerla el PSOE, cuando ha llegado al poder y ha dejado a España siempre sumida en una crisis económica que ha costado años y el esfuerzo de todos los  españoles  y los sucesivos Gobiernos del PP para superarlas). Añadió, también, que “no hay alternativa”.

Sí, la hay,  señora Celaá, que España no caiga en manos de los socialistas y sus socios separatistas para repartirse el pastel español a trozos, como quieren hacer con la supuesta y futura declaración de una España federal y republicana, desgajándose Cataluña, Euskadi con Navarra, Baleares y otros que le seguirían, previa reforma de la Constitución para arreglarla a los deseos de los socialistas, de los nacionalistas separatistas y de los intereses espurios que este deseo de fragmentación de la noble, grande y digna nación española tienen los alucinados como son Sánchez y sus socios.

Hizo, la mencionada portavoz, otras manifestaciones con respecto a la investidura. Advirtiendo que cualquier conversación que puedan mantener con ERC siempre se desarrollarán dentro de la Constitución (¿la actual o la ya reformada para que se adapte a los deseos de todos, teniendo en cuenta que los partidos constitucionalistas no suman un número de escaños -ya se preocuparon que fuera así los supuestos “resultados electorales”-, que pueda oponerse al desguace que quieren hacer de España?).

Incluso ha manifestado que la prioridad del PSOE es la de buscar las vías para que el Gobierno no depende de los  votos independentistas (bla,bla,bla), A su vez, cuando le preguntaron por la oferta que le han hecho al Podemos para que acepte un gobierno de “cooperación”, pero no de “coalición” (estos socialistas siempre jugando con las palabras y sus significados, en su continua ambigüedad) en el que el partido de Iglesias pueda ocupar cargos intermedios en la estructura del Ejecutivo, pero jamás carteras ministeriales (es decir, que sí, pero que no se les vea mucho ni tengan protagonismo, para que los ciudadanos y, sobre todo, los votantes del PSOE, no adviertan que se la han jugado otra vez).

También ha dicho que desconoce si Iglesias ha aceptado dicha propuesta (¿y es la portavoz del gobierno y no sabe lo que el Gobierno hace y a los acuerdos a que llega?), Incluso ha añadido que la responsabilidad de dicha propuesta, o de modificarla en las próximas semanas, es competencia exclusiva del Presidente (eso es lo malo, nos tememos. Así tiene la puerta abierta Sánchez para decir hoy no y mañana sí, como siempre y que pueda terminar Iglesias al frente de un Ministerio y, lo que es peor, a Sánchez como Presidente por cuatro años).

Malo es tener un gobierno provisional que, en este caso, no ew como no tener ninguno, sino como tener uno muy peligroso, pero peor será si la investidura se produce y Sanchez es proclamado como Presidente electo.

Habría que recordarle a Sánchez que los experimentos de república federal la haga en su casa, con su familia, y no intente desunir a los españoles, ni dividir el territorio español, ni reformar la Constitución, porque es un bien que nos pertenece a  todos los españoles y no solo a los escasos votantes de los partidos secesionistas que le apoyarán mientras les haga concesiones a espaldas de los ciudadanos, pero nunca serán leales a ningún Gobierno, sea o no del PSOE, porque siempre fueron traidores a España. Y quienes los apoyaran serían iguales, pero con el agravante de presidir o formar parte del Gobierno del país al que han prometido fidelidad a la Constitución, a las Leyes y al Estado de Derecho. Y. sobre todo, lealtad al voto de los ciudadanos a los que se les quiere dar gato por liebre con la ingeniería política, electoral y la verborrea barata de todos los estafadores.

España está al borde del precipicio al que nos quieren empujar Sánchez y su posible y temido gobierno, apoyado por nacionalistas separatistas, la extrema izquierda y los primos de los terroristas. Con esta fauna es para temblar que llegue al poder quien nunca deb8ió llegar a Presidente provisional, porque hay provisionalidades que duran demasiados años y cuestan mucho sufrimiento, ruina, división y desastres de consecuencias irreparables para una nación y sus habitantes.

Y esa nación es España.