Investidura de Pedro Sánchez

Loading...

Tradufctor

Sígueme

twitter facebook linkedin googleplus youtube pinterest

06 noviembre 2006

Panorama nacional

google036469511a976428.html
El mayo espectáculo del mundo

Hace unas horas ETA acaba de realizar un comunicando, exigiendo al Gobierno, nuevamente, “el cumplimiento de sus compromisos”, que aquel niega que existan, y da un plazo al Ejecutivo hasta el 21 de diciembre para que tome las decisiones, oportunas y visibles, para el ejercicio del derecho a la determinación del pueblo vasco, porque, de lo contrario, la banda terrorista “escribiría de nuevo en rojo” su determinación de llevar hasta el final sus reivindicaciones y exigencias, dando por concluído “el proceso pacificador” y la tregua ¿pero ésta no había finalizado ya?. O sea, dicho en román paladino, o se les da lo que piden o van a dar de nuevo demostraciones contundentes de su deseo de negociación, pacificación y espíritu conciliador pero con fuegos artificiales donde la pólvora será nuevamente la que cierre el fin de fiestas.

No hacen falta más comentarios a esta noticia que no sea incidir de nuevo en lo dicho anteriormente en escritos de semanas atrás. No extraña este nuevo ultimátum de la banda terrorista porque ha demostrado tener siempre constancia en sus propósitos y empeño en conseguirlos a costa de todo y de todos, aunque en ese “todo” siempre son los mismos los que terminan recibiendo las consecuencias, el dolor, el terror y la barbarie y "todos" no son otros que los ciudadanos pacíficos, pacientes y tolerantes, en un continuo ejercicio, doloroso y esforzado, de espíritu democrático que para sí otros quisieran.

Y para seguir hablando de nacionalismos y sus reivindicaciones "pacíficas", no hay que olvidar que la kale borroka continua en el País Vasco y cuyas últimas acciones han sido el ataque a la sede del PNV en Zumárraga (Guipúzcoa) con pinturas rojas y amarillas (los colores de la bandera española, ¡qué casualidad!) y el ataque a un furgón de correos en Guecho (Vizcaya), además de intentar quemar el cajero de una entidad bancaria en dicha localidad. Todo ello sucede en pleno “proceso pacificador”, según asegura el Gobierno y HB y sus aledaños, además del robo de más de doscientas pistolas en Francia, de las que las investigaciones policiales apuntan como autora a ETA, sin duda alguna, así como la alerta que ha despertado entre los escoltas de representantes del PP en Euskadi el hecho de que algunos de dichos cargo están siendo seguidos por afines a la banda; además de las amenazas de etarras en pleno juicio en la Audiencia Nacional a varios miembros de la judicatura y un largo etcétera que demuestra el talante pacificador, democrático y respetuoso con la legalidad que tiene la izquierda abertzale y su deseo de “pacificar” Euskadi, además de su negativa de condenar la violencia por parte de HB y la exigencia reiterada de ésta de que el Gobierno español “cumpla sus compromisos”, aunque éste niega que existen tales compromisos –en esto habría que hacer más caso a los terroristas porque aunque lo son, no pecan de mentirosos y, hasta el momento, lo han demostrado con la contundencia de sus actos que refrendan sus palabras-, y parece ser que en esas exigencias entra la el olvido, tanto de una parte negociadora como de la otra, de las víctimas de la barbarie, encarnadas en las diversas asociaciones de víctimas, que son la memoria viva de una pueblo ultrajado, masacrado y condenado al ostracismo por quienes deberían defenderlas, honrarlas y oír su clamor pidiendo justicia, reparación y que no le quiten, además de haber perdido a sus seres queridos asesinados y del sifrimiento vivido diariamente por los miles de mutilados, la dignidad que sólo les pertenece a quienes -víctimas inocentes de los malditos nacionalismos ahítos de sangre para defender unos derechos que niegan el principal de ellos como es el derecho a la vida-, son los únicos referentes que debe tener un Gobierno como norte para no emprender negociación alguna en la que las víctimas son la moneda de cambio para comprar el silencio cómplice de los verdugos de esa nación española, la que formamos todos y a la que todos los nacionalistas antiespañolistas quieren convertir en una mera mercancía puesta a disposición del mejor postor, porque de todos es sabido de que no hay más nacionalismo que el que auspicia, paga y compra el capital, el mismo que sirve para comprar armas, libertades condicionales, apoyos políticos y, sobre todo, conciencias.

Este país, España, maravillosa nación que es grande en virtudes y en defectos, exagerada, apasionada y vital, trágica en muchas ocasiones y tragicómica en otras, es ahora un circo en el que no nos falta de nada: payasos que despiertan las risas y, sobre todo, muchas lágrimas; fieras que, hambrientas, están dispuestas a despedazar a quien se ponga en su camino, domadores que terminan siendo las primeras víctimas de sus propias fieras, supuestamente amaestradas; funambulistas que andan haciendo un difícil equilibrio entre la legalidad y la ilegalidad, pero con la red tendida y protectora, llamada “negociación”; ilusionistas que sacan de la chistera los Decretos y Leyes más apropiados al caso y hacen desaparecer condenas, ilegalizaciones, compromisos y acuerdos que molestan para conseguir la meta a alcanzar; y trapecistas que hacen equilibrios en las alturas con alianzas increíbles y estrechan manos, agarrándose a ellas, para no caer en el vacío, sabiendo que abajo le miran estupefactos, entre el horror, la emoción y el miedo, los miles, millones de espectadores, que asisten, asistimos, atónitos e incrédulos al mayor espectáculo del mundo en el que la dignidad de un pueblo, la legalidad de un Estado de Derecho y la sangre derramada de miles de víctimas inocentes penden de un hilo, el mismo que separa la vida de la muerte, en esta carambola final a la que todos, espectadores y circenses, nos vemos obligados a realizar, en la oscuridad total a la que nos obligan los que han apagado las luces por temor a que la claridad prevalezca y se sepa, por fin, quién es el que maneja los hilos y, sobre todo, quién es el que sujeta y utilizará las tijeras que cortará los hilos que unen las diversas tierras que forman, y han formado durante siglos, una nación llamada España y que ahora es la arena de un circo en el que se está presentando el mayor espectáculo del mundo, ante la expectación y el miedo de los ciudadanos-espectadores y las risas y sonrisas bobaliconas de los políticos-payasos, el relamerse de gusto de las fieras-separatistas, las piruetas de los trapecista-negociadores y el difícil equilibrio de los funambulistas-legisladores y como fondo el retumbar de los tambores y el olor a sangre fresca que aún permanece en la memoria de todos, especialmente de las víctimas de tanta tragedia circense.

El espectáculo está servido y la vergüenza también, pero lo único que no está servida es España por quienes juraron servirla, honrarla y salvaguardarla. Sólo hay que esperar que la vieja España, que ha sobrevivido a tantas catástrofes y a tantos deseos de desmembrarla, pueda demostrar, una vez más, que sus raíces son fuertes y, aunque han servido para alimentar también a las malas hierbas, saldrá una vez más victoriosa, porque su propia savia hará reverdecer su añoso tronco ya herido tantas veces por el hacha en la que se enrosca la serpiente de la traición de quien quiere parcelarla y venderla al mejor postor y, después, construir, en la parcela restante, una ciudad de vacaciones para que vascos, catalanes y demás “nacionalistas de pro" venga a disfrutar y solazarse en este predio común que han adquirido a precio de ganga.
Ana Alejandre
©copyright 2006. Todos los derechos reservados.

Panorama nacional 2ª



Cataluña y las elecciones autonómicas

La noticia de la semana, con respecto a Cataluña, es el resultado de las elecciones autonómicas catalanas que han dado la victoria, según los resultados cuando se llevaba un 96% del escrutinio realizado, a CIU con 48 escaños, seguida por PSC-CpC con 37, ERC 21 y PP 14, además de la sorpresa que supone los 3 escaños obtenidos por Ciutadans C’p, nueva formación política de duño no nacionalista y de centro-derecha que ha salido a la palestra con estos tres escaños que han sorprendido a todos.

Estos resultados demuestran que el nacionalismo es y será siempre el elegido en aquellas “comunidades históricas”, -término eufemístico para denominar a unas comunidades tan históricas como otras que no gozan del mismo marchamo y tienen más historia que las que así se denominan-, y que en el caso de las elecciones autonómicas catalanas parece que el partido que peores resultados, proporcionalmente a lo esperado y a los de las elecciones anteriores, han sido los del propia CIU, a pesar de haber obtenido más votos que ningún otra formación política, pero oerdiendo escaños con respecto a las elecciones anteriores, con lo que se verá nuevamente forzada a realizar alianzas y llegar, quizás, de nuevo a la necesidad de aceptar la fórmula del “tripartito”, solución ésta última que parecía no querer para esta nueva legislatura.

El segundo partido en votos ha sido el PSC, lo que pone en evidencia el olvido de los catalanes de los buenos servicios que Zapatero ha prestado a Cataluña, en la defensa, apoyo, apología y campaña en pro del nuevo Estatuto catalán, y que demuestra, una vez más, que los catalanes prefieren votar a los “de casa”, antes que a los que vienen “de fuera”, según los planteamientos nacionalistas. Por ello, los socialistas se han quedado en puertas de conseguir escaños suficientes para gobernar, si no en solitario, si con cierta capacidad de maniobra, a pesar de ser tan proclives a defender los nacionalismos, cualquiera que sea, a excepción del nacionalismo español al que se tacha de una idea fascista que creó Franco, en una demostración de cinismo, y olvido voluntario, o ignorancia, de la historia común de todos los españoles y cuyo recuerdo quieren borrar de la memoria colectiva de un pueblo, el español, y de las enseñanzas a las nuevas generaciones, en un intento de cambiar la historia y los hechos, al igual que se preconiza y ensalza supuestas “realidades históricas”, olvidando la principal que engloba, sintetiza y legitima a las demás y que es la de la propia nación española.

Se avecinan otros cuatro años de lo mismo en Cataluña, la misma Comunidad que ensalza su esencia nacional catalana, excluyendo la española, a no ser para llevarse una mayor parte proporcional de los Presupuestos Generales del Estado español, porque, para eso de trincar la pasta, además de expertos en economía y finanzas, los catalanes sí son españoles y, por lo que se ve, más que los habitantes de ninguna otra Comunidad, a juzgar por lo que se llevan de la tarta común y que es un buen pellizco, el mejor de todos, y encima poniendo cara de asco y negando su españolidad, la misma que pagamos todos y encima tenemos que darles las gracias por aceptar tan generosa ofrenda y que para ellos es sólo el débito de un pueblo para con una nación catalana que nos hace el favor a todos de seguir llamándose española, pero, eso sí, de primera.

Ana alejandre

©copyright 2006. Todos los derechos reservados.





El país en el que vivimos



El terrorismo en la vida cotidiana


En esta sociedad tecnificada en la que se ha conseguido un nivel de bienestar desconocido hasta ahora, el gran enemigo que se ha instalado en la vida cotidiana y donde muestra sus peores y más crueles armas para desestabilizar la vida social y personal de cada ciudadano, es el terrorismo instaurado y emergente en cualquier parcela de la actividad personal, desde la laboral a la estudiantil, en forma de acoso laboral o escolar y alcanzando, en muchos y sangrientos casos de maltrato a mujeres, niños y ancianos, a la vida familiar. Parece como si el terror hubiera saltado desde la esfera política como arma para conseguir determinados fines separatistas y siniestros con el recurso fácil pero eficaz del terror a través de los atentados, a las zonas de la vida diaria de cada uno de los ciudadanos y cuya trágica curva de sucesos va en aumento progresivo por una falta de previsión de los hechos antes de que se produzcan los mismos, con daños para las víctimas, y de la consiguiente persecución y castigo de los culpables que, en la actualidad, y por diversas razones, "salen de rositas", es decir, indemnes y libres de tener que afrontar las consecuencias de sus actos malévolos, estúpidos y crueles y de los cuales, muchas veces, no existen justificación, motivo ni razón, ni siquiera ante los propios causantes de los mismos.

Esta incidencia imparable de casos de acoso y derribo de los más débiles, indefensos o inocentes, la pone de manifiesto las noticias de los periódicos que, como las que han sido publicada en los últimos días, hablan de los hechos acaecidos en un determinado instituto de enseñanza media en la provincia de Alicante y la agresión sufrida por un profesor y realizada por un ex alumno de dicho instituto y grabada por una alumna actual, con la cámara de su teléfono móvil, lo que indica la falta de escrúpulos de la supuesta espectadora que es cómplice de la mala bestia que empezó a golpear y dar patadas al profesor que sorprendió a ambos, fumando algo menos inocente que simples cigarrillos, en un aula en la que sólo estaban los dos chicos. Los autores de la agresión actuaban con la impunidad que les proporciona saber que, por su minoría de edad -sólo física porque son ya adultos por su crueldad y falta de inocencia que han demostrado haber perdido hace demasiado tiempo-, sólo iban a recibir una amonestación y si son "hechos aislados2 no pasarían a un centro correccional de menores, por lo que su acto salvaje iba a quedar impune en una sociedad en la que todos: padres, profesores, directores de colegios e institutos, miran para otro lado porque son "actos aislados" o meras "gamberradas" que, por ser menores los autores de semejantes salvajadas, no deben trascender a la opinión pública ni, mucho menos, los nombre y apellidos de los "angelitos" causantes de dichos apaleamientos, porque hay que proteger a semejantes mostrencos y que no se enteren nadie de quiénes, son para salvaguardar así su honor ,y a la víctima que le den por saco.

Parece ser que este tipo de sucesos se repiten con demasiada frecuencia, por lo que se ha llegado a crear un teléfono de ayuda a los profesores acosados y a que un 45% de los profesores de enseñanza media se encuentren actualmente de baja por depresión, debida al acoso, la agresividad, la insolencia y las provocaciones de los energúmenos que, por ser menores de edad, se creen invulnerables ante las consecuencia de sus hechos violentos, más propios de matones y de macarras que de supuestos estudiantes a los que les falta el talante, la actitud, la cultura, la educación y el respeto que cualquier asistente a unas aulas debe tener, por el mero hecho de tener el privilegio de asistir a un centro docente a estudiar, y que demuestran que no aprovechan ni merecen ese supuesto "derecho" a la formación y a la cultura, porque esas malas bestias no asimilan ni tienen el menor interés en aprender lo que, para ella,s no tiene ningún interés si no va acompañado de la emoción que proporciona la violencia ejercida contra el prójimo. Y lo malo es que para "educar" y "formar" a esta panda de adolescentes y jóvenes violentos que sólo saben decir cuáles son sus supuestos derechos, pero ignoran los de los demás y sus correspondientes obligaciones, la factura la pagamos entre todos, empezando por los padres, aunque algunos, a veces, son tan cabestros como sus hijos, lo que demuestran algunos casos publicados en la prensa en los que, cuando el chico/a llega a casa diciendo que un profesor "le ha cogido manía", el padre va a hablar con el docente y en vez de intentar saber las razones de por qué el tarugo de su hijo no aprueba las asignaturas, quiere convencer al profesor de turno de lo que son buenas maneras, agrediéndole sin mediar palabra, en una clara manifestación de que la brutalidad sólo puede dialogar a base de golpes e insultos, porque si la fuerza bruta es terrible, lo es más aún la razón bruta que no atiende a razones por no estar acostumbrada nada más que a la contundencia de la sinrazón ejercida únicamente a puñetazos.

Días más tarde, en un instituto de Ponferrada también una estudiante de trece años sufre la fractura triple de una pierna porque otras tres compañeras -aunque habría que llamarlas psicópatas en ejercicio por las razones que adujeron para realizar tal agresión y que fue únicamente, según sus propias manifestaciones a la madre de la agredida, que "no tenían a nadie más cercano para acosar que a la propia víctima"-. Naturalmente, la familia de la estudiante agredida solicita que sean expulsadas las tres agresoras y que no sea su hija, la víctima de la agresión, y al contrario de lo que ha sucedido en otros casos, la que tenga que cambiar de instituto, cuya petición además de lógica y justa es evidente que no habría que justificar como tienen que hacer los padres de esta nueva víctima del acoso escolar, de la barbarie, la violencia y la agresividad descontrolada en mentes que ya no son infantiles, sino que muestran la conciencia de los actos que cometen y la falta de escrúpulos para llevarlos a cabo, además de carecer de ningún tipo de remordimientos, una vez realizsdos.

Actualmente, se está llevando a cabo una recogida de firmas para solicitar que a los menores de catorce años también se les aplique la Ley del Menor, aunque más bien habría que realizar una profunda reforma de ésta para que no salieran a los dieciocho años a la calle y limpios de culpa aquellos jóvenes que, con delitos atroces a sus espaldas como pueden ser el asesinato, la violación o las agresiones más violentas, una vez cumplida la estancia en los centros correccionales salen con la mayoría de edad recién cumplida y la misma agresividad patológica en sus mentes, en las que no cabe la menor capacidad de empatía, respeto al prójimo y, menos aún, remordimientos por el daño causado. En Inglaterra, cuando los menores que han delinquido con acciones de extrema gravedad, salen del correccional de menores por la mayoría de edad, pasan a la cárcel para seguir cumpliendo la condena como adultos que ya lo son quienes, por el tipo de delitos cometidos, no eran -entonces ni nunca antes de alcanzar la mayoría de edad-, menores, por sobrarles maldad e instinto criminal y faltarles el arrepentimiento que, en la mayoría de los casos, es tan inexistente como su deseo de no volver a cometer nuevas atrocidades.

Es necesario que la minoría de edad de quienes, por sus actos, demuestran ser adultos depravados, no beneficie a los autores de semejantes barbaridades que dejan a las víctimas con lesiones físicas y psíquicas, como son el profesor agredido que está realmente afectado psicológicamente por el suceso violento del que ha sido protagonista, además de las lesiones varias con fracturas de costillas incluídas, y la alumna que arrastra una triple lesión que puede dejarle secuelas de por vida, además de la depresión consiguiente que le impide querer volver a las aulas, ni siquiera salir de casa, por el terror de sufrir una nueva agresión de esas tres psicópatas a las que habría que expulsar del centro docente, denunciar -lo que ya han hecho los padres de la víctima-, y llevar a los Tribunales y que sus padres, como menores que son, se responsabilizaran de los daños causados por semejantes energúmenas con instintos asesinos y, además de un estudio psicológico adecuado, pasaran una temporada en un correccional, sin considerar hechos así como "casos aislados" sin importancia; actitudes éstas consentidoras e indiferentes que están llenando las aulas, las calles y las familias de pequeños monstruos que devorarían a sus propios padres, si con ellos no se llevaran la llave de la despensa para alimentar a semejantes especímenes en los que se adivina la falta de una educación basada en el esfuerzo, la enseñanza de valores, entre ellos el respeto al prójimo, y la aceptación de que todo hecho tiene unas consecuencias para sus autores, además de para las víctimas que lo sufren, y de las que ni la minoría de edad, la falta de control y de autoridad de padres, profesores e instituciones, les salvaría de afrontarlas. Y, además de todo lo anterior, les hubieran hecho falta unas buenas bofetadas que debieron recibir años atrás, cuando cometieron sus primeras "travesuras-bestialidades", que les hubieran aclarado las ideas, quitado las ganas de repetirlas y el bolsillo de sus padres no tendrían que pagar, años después, los daños causados por sus "angelicales" hijos.

Es necesaria menos tolerancia ante estos monstruos que graban sus propias agresiones para divertirse después y venderlas por doscientos euros, como en el caso de la chica que grabó la agresión en su móvil y sus compañeros intentaban vendérsela a los periodistas que cubrieron el caso, en un regateo vergonzoso en plan mafioso, traficando con la prueba gráfica de un delito de lesiones, y más aplicación rigurosa de la justicia; además de intentar la posibilidad de que los agresores sean identificados públicamente, pues todos lo coabardes temen ser descubiertos ante la opinión pública -aunque la Ley no permite tal opción en el caso de los menores-, porque a las víctimas de estos cobardes, siempre agrupados en manadas o jaurías, sí las identifican claramente sus agresores como objetivos de su violencia y sadismo y las convierten en blanco de sus burlas públicamente; ya que, si no se les para los pies, todos estos hijos de puta, trufados de agresividad y violencia gratuita, volverán a llenar las páginas de los periódicos, antes o después, con nuevas "gamberradas" transmutadas en delitos sangrientos y esta vez si saldrán con nombres y apellidos que los identifiquen y a sus víctimas sólo las sacarán con los pies por delante; pero siempre después de que el daño esté hecho y la víctima sea la única que pague la inoperancia de todos los que deben velar para que no existan estos hechos que pudieron evitarse y, sobre todo, el dolor gratuito y evitable de quienes lo padecen.
Ana Alejandre

©copyright 2006. Todos los derechos reservados.

12 octubre 2006

Época de rebajas


La noticia que encabeza este comentario no podía referirse a otra cuestión que la que protagoniza la Justicia (siguiendo las directrices gubernamentales) para vergüenza de todos los españoles de buena voluntad y sentido común, y que en esta ocasión está referida a la propuesta de rebaja de la condena de 96 años (equivalente a la impuesta por tres asesinatos terroristas) a 6 años, nada más, al etarra de De Juana Chaos por un delito de integración en banda armada y de seis delitos de amenazas terroristas -este porcentaje de rebaja no la supera ni unos famosos grandes almacenes en su período de "grandes rebajas" por lo que deberían tomarla de ejemplo en aras de un mejor márketing-- y cuya propuesta la realiza la Fiscalía de la Audiencia Nacional, cambiando la imputación de seis delitos de amenazas en uno solo de amenazas continuadas para que, en ese encaje de bolillos judicial y legal, el etarra pueda salir beneficiado después de anunciar que ha finalizado su huelga de hambre que mantenía desde el pasado 7 de agosto, por la que se encuentra ingresado en el Unidad Nutricional del Hospital Doce de Octubre. La huelga la inició, supuestamente, por motivos "políticos-judiciales", según su propia calificación, aduciendo que debía haber sido excarcelado el pasado verano, ya que cumplía prisión preventiva por las amenazas vertidas en dos artículos suyos publicados en el diario Gara y estaba pendiente de juicio en la Audiencia Nacional.

Por otra parte, el pasado 7 de septiembre, la Audiencia Nacional rebajó la condena, de doce años a dos,al etarra Ignacio Bilbao Goicotxea por amenazas al juez Garzón, lo que indica que estamos en una época de rebajas, fuera de temporada, pero con aplicación exclusiva a los componentes de esa banda que tienen como méritos propios casi un millar de muertos a sus espaldas y para los que el Gobierno pide a las víctimas del terrorismo y al resto de la ciudadanía que tengamos "generosidad" y, sobre todo, amnesia generalizada.

El PP, por su parte, ha declarado que solicitará explicaciones a la Fiscalía General del Estado, "urgentes e inmediatas" por lo que consideran una decisión "grave" y la portavoz de dico grupo político en el Congreso, Alicia Sánchez Camacho, afirmó que sorprende una decisión de ese tipo de la que se puede entender "que lo que ha hecho es un chantaje a las instituciones del Estado y que el Estado ha cedido ante eso".

Naturalmente, lo que salta a la vista de cualquier ciudadano sensato, es que un individuo de las características de ese sujeto no puede recibir más rebajas que no sean las que afecten al derecho a estar en libertad y no en disminución de la condena impuesta por lo delitos cometidos, porque sus amenazas continuadas demuestran el talante sanguinario de quien está dispuesto a repetir sus hazañas y, contrariamente a lo que justificaría un posible atenuante en la imputación o en el cumplimiento de la condena, no muestra la más mínima señal de arrepentimiento ni deseo de reinserción alguna; pero parece ser que a estos condenados hay que tratarlos con suavidad y ligereza para que no se enfaden, porque la ristra de muertos que han dejado atrás, y la que puedan ocasionar en el futuro, no importa demasiado en comparación a que las "negociaciones pacificadoras" sigan adelante, viento en popa a toda vela, aunque para ello los españoles, con el Gobierno a la cabeza que ha sido el primero en hacerlo, perdamos aún más la dignidad y la vergüenza y, en aras de seguir los dictados y exigencias de estos terroristas, hagamos una bajada general de pantalones y pongamos todos los ciudadanos el trasero.

Ana Alejandre


©Copyright 2006. Todos los derechos reservados.

Derecho de reclamación selectivo



Según el periódico Ell Mundo, en su edición del día 9 de octubre pasado, Miguel Ángel Villanueva, El responsable de Economía del Ayuntamiento de Madrid, ha dado órdenes a los servicios municipales de Consumo para que abran un expediente informativo en relación con la negativa de un determinado restaurante de Madrid a celebrar el banquete de una boda entre homosexuales, alegando que la negativa se producía por "política de empresa", según explicó un portavoz de dicho establecimiento y que negó que existiera ningún tipo de discriminación.

Villanueva dijo que el objetivo de este expediente es "conocer el fondo de los hechos" y que se produce "ante las noticias aparecidas estos últimos días en los medios de comunicación", ya que "a día de hoy no se tiene constancia en las dependencias municipales de ningún tipo de denuncia por parte de ningún afectado".

El expediente informativo, según sus palabras, "dará trámite de audiencia a los supuestos afectados, si lo consideran oportuno, y a la empresa, y de resultado de ese expediente informativo se podría dar lugar a un expediente sancionador".

El marco jurídico aplicable en este caso es la ley de la Comunidad de Madrid y la Ordenanza de Protección a los Consumidores del Ayuntamiento de Madrid, en concreto su artículo 124.14. que habla de la "negativa injustificada a satisfacer las demandas del consumidor producidas de buena fe o conforme al uso establecido, cuando su satisfacción esté dentro de las disponibilidades de vendedor o prestador de un servicio, así como de cualquier forma de discriminación con respecto a las referidas demandas".

El mencionado responsable de Economía no quiso anticipar plazos para la resolución del expediente "hasta saber si los afectados están dispuestos a participar" y señaló que "si no, ya actuaríamos de oficio".

Hasta aquí la noticia, pero cabe preguntarle al mencionado responsable del Ayuntamiento, tan celoso en la custodio de los derechos de los consumidores, dónde queda el derecho de la empresa, ésa y las que fueren en casos similares, a poder elegir a la clientela que considere más adecuada a su "política empresarial" que sólo puede decidir la propia empresa, sin conculcar la legislación vigente aplicable al caso, pero existiendo ese derecho que en los establecimientos públicos se conoce desde siempre con el famoso rótulo de "reservado el derecho de admisión". Es decir, cada establecimiento abierto al público puede decidir de forma coherente y respetando los derechos de terceros si quiere aceptar o no a determinadas personas, por su indumentaria, características, actitudes, etc. para que puedan ser admitidos como clientes y, por tanto, receptores de sus servicios y/o productos. Este derecho que toda empresa tiene a decidir a qué sector de la población va encaminada su actividad empresarial, cuando topa con el mundo homosexual, que merece todos los respetos pero siempre que este colectivo respete los derechos de los demás cuando chocan con los suyos y haya disparidad de criterios, parece ser que entonces se trata de una discriminación negativa hacia el mundo gay que es un colectivo más, pero no el único detentador de derechos a salvaguardar.

Habría que recordar que algunas casas de alta costura, y sin citar nombres, hicieron a través de los medios de comunicación en este año un comunicado afirmando que tal o cual famosa, famosita o aspirante a serlo, no eran clientes de su firma, como afirmaba la aludida y que le prohibía terminantemente a dicha señora que utilizara el nombre de esa casa de alta costura como si fuera su proveedora de ropa, porque dicha famosa de dudosa reputación "no tenía el perfil adecuado" a la selecta clientela de dicha firma de alta costura. Nadie se sintió alarmado por el hecho de que la mencionada casa de alta costura negara la posibilidad a la repudiada del "derecho inalienable" a ser su cliente.

Igualmente, determinado torero famoso por sus conquistas y problemas matrimoniales, quiso comprar un coche a la reputada firma inglesa Rolls y ésta le contestó que no se lo vendía por no reunir el torero en cuestión las condiciones de prestigio social que la mencionada firma requiere a su elitista clientela, aunque el torero estuviera dispuesto a pagar lo que valen esos lujosísimos coches. Nadie tampoco osó acudir a los Tribunales para reclamar el amparo "del derecho incuestionable del torero" a conducir un automóvil para privilegiados con dinero, clase y distinción.

También en determinados establecimientos públicos sólo se puede entrar con determinada vestimenta, en otros yendo en pareja; los hay que exigen determinadas edades, o sólo admiten a mujeres o a hombres, por separado, sin que ninguno de estos requisitos propios de la "política de empresa" despierte controversia, ni posibles expedientes sancionadores, porque nadie en su sano juicio que intente entrar en un lugar destinado a un determinado colectivo de personas, por el tipo de espectáculo, o de ambiente o de simple selección de la clientela, se sentirá vulnerado en sus derechos fundamentales como ciudadano e intentará reclamar por semejante negativa.

En el caso del restaurante que motiva la noticia, se da la circunstancia de que entre la clientela existen muchos homosexuales, según afirma la gerencia del establecimiento, y no tienen ningún problema en asistir al restaurante con toda normalidad, con la única salvedad de que la dirección del mismo no quiere celebrar "matrimonios homosexuales", lo que no quiere decir que esté en contra de la homosexualidad o del matrimonio, sino que ambos términos juntos no "les casa" bien, al igual que a muchos ciudadano, que sólo tenemos la opción de aguantarnos, sin acudir al libro de reclamaciones, a pesar de pagar impuestos, cumplir con las leyes y tener que admitir situacciones grotescas por imperio de la Ley que hacen, regulan y promueven los que siempre se la saltan sin ningún tipo de escrúpulos cuando les conviene al caso,( y sirva de ejemplo la noticia anterior).
No es el colectivo homosexual el discriminado en este país de supuesta libertad de expresión, sino todos los que, independientemente de su orientación sexual, no comulguen con los dictados de los que ostentan el poder que, en ejercicio de un supuesto talante democrático que raya en lo grotesco, afirman con sus hechos que son respetables todas las opiniones, opciones y decisiones, siempre que sean acordes a las suyas, claro. ¡Estamos aviados con demócratas semejantes, defensores de la libre expresión de ideas!


Ana Alejandre

©Copyright 2006. Todos los derechos reservados.

26 septiembre 2006

EL TABLERO NACIONAL


Próxima actualización: 10 de octubre







La noticia de la semana, del mes y del año, en lo que se refiere a España, es que ETA anuncia el fin de la tregua- mentira, lo que era previsible que hiciera al no conseguir sus propósitos que eran bastante claros en su exposición desde hace más de treinta años, es decir, el reconocimiento gubernamental y, por lo tanto, oficial, del supuesto y cacareado derecho a la autodeterminación del pueblo vasco. No es de extrañar que antes la imposibilidad nacida de la oposición por parte de la ciudadanía y que se vió reflejada en diversas manifestaciones convocadas, entre otras organizaciones, por la AVT y que fueron mayoritariamente apoyadas, el binomio HB_ETA haya decidido anunciar el fin de algo que nunca existió y los hechos de meses pasados, estos seis que duró la supuesta tregua, han demostrado su inexistencia con argumentos más contundentes que las palabras, a saber: extorsión a los empresarios a través de las cartas en las que exigían el impuesto revolucionario, la incesante kale borroka y la actitud de insolencia, provocación, amenazas y desacato que han mantenido durante estos meses los etarras que estaban siendo juzgados en plena Audiencia Nacional y ante innumerables testigos, entre los que se cuentan las cámaras de televisión que han dejado constancia de tales hechos.

Esa noticia esperada, aunque desagradable y amenazante, ha dejado en pañales a otra de la que, en estos días, se ha hacho eco la prensa nacional e internacional, es decir, la de la negación del Gobierno que padecemos los españoles sobre la existencia de esas conversaciones previas a la tregua-mentira de ETA y su promesa hecha al binomio HB-ETA de que, si se anunciaba dicha tregua, se le reconocería al pueblo vasco el reclamado y exigido derecho a la autodeterminación por los cauces oportunos y previstos al efecto.

Naturalmente, la afirmación de Zapatero choca frontalmente con la hecha por HB y sus secuaces que afirman categóricamente lo contrario. Ninguno de los dos supuestos negociadores de la pacificación de Euskadi (a la que sólo quienes la pretenden pacificar ahora son los que la han tenido sometida al terror del tiro en la nunca y el coche-bomba, en un alarde de cinismo sin precedentes) tienen ninguna credibilidad, aunque si hay que creer a alguno de los dos hay que hacerlo, en este caso, a la formación aberztxale, porque no tiene nada que esconder, ya que el plumero se le ha visto desde siempre, hace más de treinta años, y los métodos utilizados para decir lo que piensa, lo que quiere conseguir y hasta dónde está dispuesta a llegar para obtener sus fines, están demasiado claros, gracias a sus primos los muchachos del hacha y la serpiente y sus contundentes métodos de persuasión. Sin embargo, quien tiene algo que esconder es el Gobierno de Zapatero que sigue utilizando el mismo sistema de siempre: afirmar hoy una cosa, o insinuarla, y mañana decir todo lo contrario y además negar lo que dijo anteriormente, en un ejercicio continuado de cinismo y de oportunismo que raya en lo indecente. No le conviene reconocer una verdad que le delataría ante la ciudadanía porque eso sería admitir que el PSOE mantuvo conversaciones con HB-ETA antes de su llegada al Gobierno, es decir antes del trágico 11-M que sumió a Madrid en la más absoluta de las atrocidades. Eso suscitaría muchas preguntas sobre la verdadera autoría de ese atentado y que la Comisión de Investigación, creada al efecto, dejó en tablas porque no interesaba seguir ahondando en la verdad de esa tragedia que pondría contra las cuerdas de la opinión pública, además de las de la Ley, a quienes les convenía que el PSOE llegara al poder para que pudiera cumplir sus promesas de reconocimiento de ese supuesto derecho de autodeterminación de una Comunidad Autónoma que goza, entre otras españolas, con la mayor transferencias de competencias y autonomía organizativa de las existentes en Europa.

A pesar de que la tregua no existía nada más que en el nombre, lo cual lo confirman los últimos acontecimientos de la kale borroka, las amenazas vertidas por un determinado etarra contra el Juez Garzón en plena Audiencia Nacional, y ante las cámaras de televisión como testigos inapelables de tanta indignidad; las patadas dadas, por otros tantos etarras a la mampara de cristal de la jaula de la Audiencia, amén de las manifestaciones convocadas por Harri Batasuna para solicitar el derecho a la autodeterminación del pueblo vasco, forman un mosaico revelador que pone de manifiesto “el talante pacificador” de HB y sus compinches y de las mentiras que el Gobierno ha dicho a la ciudadanía para que ésta no se diera cuenta, hasta que fuera demasiado tarde, de qué chanchullos y trapisondas estaban tramando unos con el consentimiento de los otros, en contra de los intereses de España a la que el Gobierno actual ha jurado servir y salvaguardar.

El hecho de que los batasunos y asociados se estaban poniendo nerviosos, demuestra que algo estaba fallando en los engranajes de esta puesta en escena llamada tregua, lo que ha dado pie al anuncio de su fin, ya que parecen no estar muy convencidos de que puedan conseguir sus torticeros propósitos, a no ser que con la consiguiente utilización de la violencia y que es lo que parece que querían advertir con sus continuados actos y amenazas y cuyo colofón es el anuncio del final de una tregua en la que nadie creía ni siquiera los propios terroristas.

Es de esperar un otoño caliente en cuanto a este tema que se le está escapando, como tantos otros, de las manos de unos gobernantes ineficaces que han hecho promesas difíciles de cumplir, por no decir imposibles. a unos siniestros negociadores que les pueden poner en evidencia ante la opinión de una ciudadanía perpleja por el espectáculo que está presenciando, y detrás del que empieza a comprender que hay demasiadas mentiras, medias verdades y engaños entre bambalinas.

El espectáculo nacional está servido de afirmaciones y negaciones de unos y otros, pero lo peor es que, de una u otra forma, siempre es el pueblo, generoso en sus votos e ingenuo, en muchas ocasiones, en confiar en quienes vota y, por ello, sólo se entera de la verdad cuando ya es demasiado tarde por haber confiado en quien no puede ser fiel a sus compromisos electorales porque ni siquiera es fiel a sus propias palabras de las que siempre reniega, en un peligroso y ambiguo juego de “donde dije digo, digo Diego”.

Sí, el otoño se promete caliente en noticias de este tema tan importante para la estabilidad política de España por lo que, con unos negociadores como los que estaban en juego, sólo podemos desear que la siniestra partida sobre el tablero nacional, que aún continúa, no termine con un funesto jaque mate.


Ana Alejandre

Copyright 2006. Todos los derechos reservados



19 septiembre 2006

Y llegó septiembre...






...y con él de nuevo los sobresaltos a la vuelta al trabajo, los estudios, o peor aún, la cola del paro a esperar una mejor ocasión para encontrar curro, o conseguir de una vez encontrar ese punto de "júbilo" a la recién estrenada, o ya veterana, jubilación.


Y con septiembre vuelven los conflictos políticos, aparcados provisionalmente en ese espacio sin territorio ni tiempo que son las vacaciones, en el que prima el deseo de olvidarse de todo, especialmente de los problemas que se acumulan como hongos en un bosque húmedo el resto del año.

Las principales noticias del verano siguen girando, especialmnte, sobre el problema vasco que quedó en suspenso durante los meses de verano a la espera de posibles soluciones por parte del Gobierno-desgobernado que padecemos y, por si fuera poco, sigue ocupando la primera plana de los periódicos la avalancha imparable de inmigrantes que entran en oleadas sucesivas, diarias y crecientes, en las costas canarias, sobre todo; pero sin olvidar los muchos que también entran por el norte de España como simples turistas que después se quedan en territorio español, sin permisos de residencias ni de trabajos y, mucho menos, sin permiso de la ciudadanía que contempla, estupefacta, el cariz que están tomando las calles españolas, sobre todo las de un Madrid colapsado por las innumerables obras, por el tráfico atroz y por los rostros de todos los colores y procedencias que invaden la capital española sin más señas de identidad que su propia desesperación a la que no acompañan los documentos identificativos y ni siquiera la memoria de dónde son, porque saben que ésa es la mejor argucia para no ser repatriados.


A la vuelta de este verano plagado de sobresaltos que han calentado la escena política, social y económica más aún que el calor sofocante de semanas pasadas, el Gobierno ha vuelto a repetir la escena acostumbrada que ilustra el refrán de "donde dije digo, digo Diego", o sea que donde dije ayer "papeles para todos", olvidando las trágicas consecuencias que iba a deparar semejante despropósito, digo ahora "de lo dicho nada y cada uno a su casa". Para empezar a cumplir con ese nuevo giro de su política absurda ha empezado a fletar aviones para repatriar a unos pocos de inmigrantes que viajan con las manos atadas y el asombro pintado en sus rostros, al no comprender por qué a ellos les ha tocado la papeleta de tener que ser expulsados cuando conocen a tantos compatriotas que se han quedado a vivir, o malvivir, en España.

Semejante oferta de legalizar la inmigración ilegal por parte del PSOE llenó de estupor a todos los países europeos ante semejante oferta de hospitalidad descabellada, además de haber destapado la caja de los truenos, empezando por la negativa de la UE ha ayudar a España, desbordada por la oleada incansable de inmigrantes, la mayoría procedente del África subsahariana, aludiendo a no tener fondos ni tampoco demasiadas ganas de cooperar para acabar con esta invasión de infelices desamparados porque, según afirma la Unión Europea, es un problema que España se ha buscado sola por hacer una propaganda tan inapropiada en un tema que provoca los recelos normales en los países del ámbito europeo, por lo que a ellos les puede afectar. Francia ha hecho unas duras acusaciones contra el Gobierno español ante semejante dislate que ha puesto de manifiesto, una vez más, los despropósitos de un Gobierno que toma decisiones y las contrarias a continuación, al ver las consecuencias de sus disparatadas acciones, demostrando que el talante político que tiene el PSOE es el de "primero actuar y luego pensar". Y así nos van las cosas.

Por otra parte, el tema de ETA sigue demostrando, con los últimos acontecimientos de la kale borroka , las amenazas vertidas por el etarra Bilbao contra el Juez Garzón en plena Audiencia Nacional y ante las cámaras de televisión como testigos inapelables de tanta indignidad; además de las patadas dadas por otros tantos etarras a la mampara de cristal de la jaula de la Audiencia en la que asisten entre la insolencia, la bravuconería y la amenaza, amén de las manifestaciones convocadas por Harri Batsuna para solicitar el derecho a la autodeterminación del pueblo vasco y la afirmación de esta formación de amigos de los terroristas de que el Gobierno del PSOE había prometido a la mencionada agrupación criminal el derecho a la autodeterminación a cambio de la tregua, en esas conversaciones mantenidas antes del anuncio de la tregua-trampa y a las que el Gobierno de Zapatero negaba, en un alarde de cinismo a los que nos tiene tan acostumbrados, lo que pone de manifiesto "el talante pacificador" de HB y sus compinches y de las mentiras que el Gobierno ha dicho a la ciudadanía para que ésta no se diera cuenta, hasta que fuera demasiado tarde, de qué chanchullos y trapisondas estaban tramando unos con el consentimiento de los otros, en contra de los intereses de España a la que el Gobierno actual ha jurado servir y salvaguardar.

Además, el quinto aniversario del trágico 11-S, ha vuelto a poner sobre la mesa que estamos todos potencialmente en peligro por culpa de un terrorismo que acrecienta sus amenazas y sus acciones contra todo aquello que sea occidental, sin olvidar al espantoso día del 11 de marzo en el que Madrid vivió la horrible masacre que, ahora y ante los nuevos indicios que se están descubriendo sobre la posible implicación de ETA en el terrible atentado, ponen en evidencia las muchas lagunas que quedaron tras una Comisión de Investigación sobre el 11-M que parecía demasiado interesada en que nunca se supiera realmente quiénes fueron los verdaderos culpables de aquella carnicería. Todo esto es lo que está descubriendo ante la opinión pública cuál es el verdadero rostro de los terroristas que ahora quieren negociar con un Gobierno débil que parece servir más a los intereses de los separatistas vascos y catalanes que a los de la nación que oficialmente representa.

En el plano judicial, además de los incidentes antes mencionados, hay que añadir el caso Malaya que está sirviendo de culebrón televisivo en el que los datos que deben estar bajo secreto de sumario se plantean en las televisiones y en las tertulias radiofónicas. en un juicio paralelo donde todas las voces que intervienen, sin tener en cuenta su preparación jurídica, su conocimiento del caso o la implicación que puedan tener en el mismo, se sienten autorizadas a decir quién, por qué, dónde, cuándo, cómo y cuánto ha trincado cada uno de los implicados, o supuestos, poniendo de manifiesto la golfería local y nacional ante el jolgorio y la indignación de los telespectadores que pasan del estupor a la carcajada y viciversa, al enterarse de que en ese caso está implicado hasta el apuntador y no hay nadie que se haya privado de sacar parte de la guita, que ha sido mucha, pero mucha, y todos vivían tan contentos hasta que la justicia empezó a actuar, poniendo tras las rejas, aunque todos se temen que para poco tiempo, a casi todos los mayores implicados en este fraude urbanístico que deja en pañales a José María el Tempranillo y todos los forajidos que se precien, ante el suculento pastel marbellí que se han zampado unos y otros. Mientras los espectadores piensan que como a ellos se les olvide declarar esa plusvalía del piso que vendió hace un año, o el pellizco que obtuvo de la herencia del abuelo, Hacienda le va a pedir hasta el último euro sin presunciones de inocencias, ni libertad condicional que valga. A pesar del escándalo, este tipo de casos de corrupción no sólo pone en evidencia la fragilidad de la ley y sus mecanismos de control de los organismos públicos, centrales o locales, sino lo que se divierte el personal, nos divertimos todos, al ver como hay golfos que se saltan la ley, trincan la pasta y después se salvan de estar entre rejas durante muchos años porque tienen el dinero que han robado a buen recaudo y pueden pagar a buenos abogados que les saquen del lío y del trullo. Pero, de verdad, lo que pone de manifiesto este tipo de fenómeno televisivo, además de judicial, por el éxito de audiencia y la atención que despiertan, es que todos los españoles tenemos alma de porteras y, en e fondo, a más de uno, o una, le gustaría haber participado en el chollo marbellí y poner en práctica el título de la película de Woody Allen "Cogue el dinero y corre".


En el plano internacional, la guerra entre palestinos y judíos se recrudece y el Libano vuelve a ser otra vez escenario bélico ante una guerra que desangra a ambos pueblos y que amenaza extenderse por Medio Oriente por la exacerbación del islamismo más fanático y la firmeza de un pueblo judío, harto de sufrir el mismo calvario terrorista de Hamas en su propio territorio, y que avanza en el Líbano buscando los últimos reductos del terrorismo islámico, haciendo por ello que las Naciones Unidas tengan que enviar tropas para evitar que la guerra se extienda por países confines, entre las que se cuentan los efectivos militares enviados por España, cumpliendo así los compromisos internacionales firmados por España, al igual que tuvo que hacer Aznar con la guerra de Irak, al mandar el envío de tropas a ese país, decisión que tanto combatió, criticó y ridiculizó el PSOE, entonces en la oposición, y que ahora hace, a su vez. lo mismo por una cuestión de cumplimiento de compromisos internacionales; en una de esas muchas contradicciones que son las que ponen de manifiesto la incoherencia de su pensamiento político, propia de un partido que sigue dando tumbos en busca del norte que le guíe para no seguir dándose trompazos con la razón, la opinión pública cada vez más desconcertada y los demás países europeos que no salen del asombro ante los disparates cometidos por este Gobierno de opereta que sólo ha demostrado su deseo de quedar por encima de todos, al precio que sea, aplicando ese dicho de "para tontos, nosotros", aunque para ello tenga que hacer el ridículo y negar lo dicho y hasta negarse a sí mismo, cuando hace lo contrario de lo que ha predicado siempre, aunque argumentando las razones que le justifiquen, según sus razonamientos del momento, que son las mismas que rechazó completamente en momentos similares anteriores protagonizados por sus oponentes políticos.


Además, Benedicto XVI con sus palabras, que han sido mal entendidas y peor interpretadas, pone un acento aún más temible ante el avance fundamentalista que ve en todo y en todos una amenaza para el Corán y sus seguidores.


Con estas perspectivas y todo lo que se nos viene encima en la crónica política diaria, sólo podemos pensar que nos espera un otoño caliente, más aún que el verano que está terminando, porque la tensión que se respira en cualquier apartado de la vida política, nacional e internacional, sólo nos ofrece malos augurios. ¡Que Dios o Alá nos proteja de quienes velan por nosotros o por sus santas palabras, porque con estos salvarguadadores estamos apañados!


Ana Alejandre


01 julio 2006

LAS NEGOCIACIONES DE LA VERGÜENZA

El próximo viernes, 15 de septiembre de 2006, será actualizado este blog.


La noticia del día de ayer, 30 de junio de 2006, para vergüenza de este país llamado España y sus ciudadanos, ha sido el anuncio del inicio de las “negociaciones” entre el Gobierno y la banda terrorista ETA, es decir, ayer se anunció públicamente la bajada de pantalones de un Gobierno democrático ante las presiones, chantajes y extorsiones de una banda de asesinos y de sus cómplices, entre los que se cuentan una formación política ilegalizada y el conjunto de nacionalistas y separatistas vascos que consideran que han conseguido sus objetivos seccesionistas con el consenso de un Gobierno que ha traicionado al colectivo de los ciudadanos españoles, votantes o no del PSOE, y a los que pone en el mismo nivel que a una pandilla de asesinos y sus cómplices, ya que los considera a éstos últimos interlocutores válidos para “negociar” no se sabe bien sobre qué (aunque los etarras si lo saben y lo han dicho muchas veces de forma tajante y sin ambages) aunque el Presidente de Gobierno de un país y una nación en los que no cree ni a los que siente como suyos, afirma que “el Estado español no va a realizar ninguna clase de concesiones políticas”

Ante semejante despropósito y cinismo sólo cabe preguntarle a “ZP, el Pacificador” si es que toma por idiotas a todos los españoles o, menos aún, piensa que lo son los propios etarras y sus compinches, ya que si no hay posibilidad alguna de concesiones políticas, según su propia afirmación, debería explicar de qué naturaleza es su propósito manifestado ayer al decir que: “el Gobierno aceptará la decisión del pueblo vasco sobre su futuro” en un previsto referéndum, que es como decir: “si deciden la separación total del Estado español, pues que se separen ¡y todos contentos!”, lo cuál no sólo es una decisión política de extrema gravedad, sino que no está refrendada por la inmensa mayoría de los españoles. Además, no hay que olvidar que Otegui le ha recordado hoy, según noticias publicadas en la prensa, que Zapatero debe ir más lejos en sus manifestaciones en cuanto a lo que el pueblo vasco decida que es como decir que la seccesión del territorio vasco debe ser ya prácticamente reconocida.

Por si fuera poco todo este esperpento en el que se ha convertido la actualidad política nacional, no hay que olvidar en toda esta cesión gubernamental al chantaje del terror desde antes del anuncio de la tregua, la que disfraza de proceso pacificador a esta vergonzosa claudicación del Estado ante un grupo de asesinos que han demostrado siempre y lo siguen haciendo, incluso en estos días en los que se habla de “paz y negociación”, del hecho continuado del uso de la violencia y la extorsión de quienes afirman con total cinismo que tienen un talante democrático y actúan “con buenas maneras y voluntad pacificadora”, de lo que puede servir de ejemplo las cartas de extorsión, los atentados contra bienes de ciudadanos vascos (sin víctimas, eso sí, pero con innumerables “daños colaterales”, entre los que se cuentan las pérdidas económicas, el terror, y el sufrimiento de las víctimas de esos salvajes) además de la actitud “respetuosa” de los etarras como el ejemplo de los asesinos de M. Blanco en la Audiencia Nacional dándoles patadas a la jaula de cristal, por no poder pegárselas a los representantes de la Justicia y a los familiares de las víctimas, en una demostración de “sincero arrepentimiento” y “talante pacificador” que sirve de señal para comprender la dialéctica pacificadora de esos bárbaros del hacha que, si pudieran, harían astillas de España y de todos sus habitantes no abertzales, sean o no del PSOE.

Pues bien, las otras menudencias a que hacía alusión antes y que según ZP no suponen ningún precio político (debe de ser porque piensa que los que pagan siempre no son los políticos, sino los ciudadanos desamparados con Gobiernos como el suyo) son las siguientes: la excarcelación de los presos etarras con muchos cientos de años de condenas e innumerables asesinatos cometidos a sus espaldas, la anexión de Navarra, la legalización de HB, (partido que, paradójicamente, es ilegal para presentarse a las elecciones y estar presente en el Parlamento; pero no para dialogar con el Gobierno, mano a mano de la panda de asesinos que es su brazo armado, cuestión ésta que tiene atónitos a todos los ciudadanos pensantes y honrados pagadores de impuestos) y cualesquiera otras concesiones que se les ocurra a los dialogantes ilegítimos y “pacificadores” que, además de atentar contra las vidas, bienes y seguridad de los ciudadanos españoles entre los que se cuentan los vascos, también atenta contra la inteligencia, la vergüenza y la dignidad de todos los ciudadanos su propio Gobierno, y a los que, desde diferentes foros y asociaciones, como el Foro de Ermúa, la AVT y cualesquiera otros grupos que representan al colectivo de la ciudadanía y que no están vendidas al dictado del terror y del chantaje, claman para que los españoles apoyemos los movimientos y acciones que contra la traición a nuestro propio país se quiere hacer digerir a todos, bajo una apariencia falsa, sarcástica y falaz de que esta claudicación del Gobierno de España es “una solución democrática para arreglar el conflicto vasco", conflicto que sólo los de HB y ETA, apoyados por los nacionalismos trasnochados, analfabetos y montaraces, han creado, dejando el reguero de víctimas y de terror a las que ahora se les pide generosidad para con sus propios asesinos y apoyo a sus exigencias irracionales, a fin de que aquéllos no destapen el tarro de las esencias del horror, en cuyo fondo se encuentra la verdad de quiénes fueron los verdaderos autores de la masacre del 11-M , ocultos bajo el velo del disfraz islámico de la autoría de Al Qaeda y sus fanáticos, lo que es tan falso como la actitud democrática, pacificadora y respetuosa con la legalidad de este desgobierno y sus aliados.

El CGPJ, por otra parte, haciendo honor a su deber de ser los salvaguardadores de la legalidad en un Estado de Derecho, ha recordado que “los Jueces no están de tregua”, obviando así el envite que desde el Gobierno y, a través de los Vocales afines al PSOE, le han hecho para que el colectivo judicial dé el marchamo de legitimidad al despropósito anticonstitucional que intenta hacer el Gobierno. Es de aplaudir la inquebrantable fe en la legalidad que demuestra el CGPJ, negándose así al deseo de vincular a los tres Poderes que constituyen todo Estado de Derecho como son el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial, los tres independientes y sin posibilidad alguna de intromisiones unos en las esferas que les corresponden a los otros; pero que este Gobierno antidemocrático ha querido borrar de un plumazo quitando, o tratando de conseguirlo, a quienes defienden la independencia judicial contra las injerencias de un Gobierno que está olvidando las reglas del juego democrático de la forma más soez, brutal y a todas luces contraproducentes para sus intereses y los de sus socios en el descalabro de España, porque ZP y el PSOE están poniendo en evidencia sus propios talantes de falsos demócratas, ya que han apartado de sus cargos a quienes les estorbaban (no hay que olvidar el caso del anterior Fiscal del Estado y su dimisión obligada) y en cuya torpe actuación ha quedado demostrada la falta de respeto ante esa misma democracia a la que Zapatero oficialmente representa junto con su equipo de gobierno, en una actitud fascista que trata de eliminar a todo aquel que no piense igual o no acate sus oscuros designios. Afortunadamente, el CGPJ le ha salido al paso recordándole que la Justicia no está de tregua y va a seguir aplicando la Ley a quienes la infrinjan, lo que siempre es un consuelo para los ciudadanos ahítos de tanta impunidad.

En el artículo anterior decía que los acuerdos ya estaban “apalabrados” desde mucho antes del anuncio de la tregua y la ETA ,en su último comunicado de días después, confirmó tajantemente mi afirmación cuando le recordó al Gobierno que “tenía que cumplir los acuerdos anteriores a la tregua”.Es inconcebible en ninguna otra democracia occidental que un grupo de terroristas y sus secuaces hablen con tal chulería y prepotencia a un Gobierno legítimo y democrático, como si quisieran advertirle de las consecuencias negativas para el mismo de no avenirse al chantaje de los pistoleros y a la confirmación de sus preacuerdos. No hay posibilidad alguna de duda de que algo muy sucio se está tratando de ocultárnoslo a todos; pero que cada vez se pone más de manifiesto ante quienes, con objetividad y lucidez, no tratan/tratamos de seguir engañados con el cuento de los terroristas islámicos que son sólo figuras ausentes en este escenario de terror, pero peones necesarios para seguir manteniendo la trama de una conspiración islámica que oculte la verdad trágica, siniestra y atroz de una mentira de la que España está prendida ante el vacío de un mañana incierto, por culpa de una banda de asesinos y sus cómplices y asociados en una oscura trama en la que todos estamos implicados, a consecuencia de unos votos dados, en un fatídico día de luto, que eligieron a un hombre gris, de propósitos oscuros y con aliados aún más siniestros que trabajan, en la oscuridad de sus designios, para arrebatar a España el futuro claro y seguro del que todos los españoles somos acreedores.


Ana Alejandre

©Copyright 2006. Todos los derechos reservados.

11 junio 2006

La manifestación contra el horror




La noticia de hoy, 10 de junio, ha sido, sin duda alguna, la manifestación convocada por la Asociación de Victímas del Terrorismo (AVT) contra la claudicación evidente y vergonzosa del Gobierno español de ZP ante los muchachos patriotas de la serpiente y el hacha, convocatoria a la que han asistido, según fuentes oficiales de la Comunidad de Madrid, un millón de personas y el PP en pleno, aunque fuentes de la Delegación del Gobierno rebaja esa cifra (innegable, por otra parte, por las imágenes que se han visto a través de la televisión en las que se muestran que los asistentes eran más aproximadas al millón que la que nos quieren hacer creer) con la rebaja vergonzante del PSOE aplicada a las cifras que no le conviene aceptar, porque estamos demasiado acostumbrados a sus “ajustes” entre las que se cuentan los del dolor de las víctimas directas de la plaga del terrorismo a las que aconseja, en un alarde de cinismo sin precedentes en ningún otro Presidente de Goierno, aunque fuere del PSOE tan dado a esas manifestaciones de burla a la ciudadanía, de que sean “generosas” con sus verdugos.

A la manifestación no ha querido asistir Pilar Manjón, la Presidenta de la Asociación de Víctimas del 1!-M, porque se disculpa diciendo que esta manifestación de hoy “está siendo politizada”, en otra demostración más de que no hay mejor bozal para acallar bocas que darles de comer abundantemente en el pesebre del amo del cotarro, ya que a esa “representante” de las víctimas del mismo terror que las otras, se le olvida que la suya es la única Asociación que ha recibido subvenciones oficiales para así tenerla dócil y callada, según los intereses del Gobierno para que no den demasiado la lata como la AVT que reclama, con todo derecho, dignidad y coherencia, “saber la verdad sobre el 11-M” a la que la supuesta Comisión Oficial de Investigación echó tierra encima porque no interesaba que se supiera toda la verdad, a la que tanto teme ZP y sus muchachos, ya que los dejaría contra las cuerdas; aunque todos sabemos quiénes están detrás del atentado masivo y terrible del 11-M, por muchos cuentos oficiales y gubernamentales que sobre la autoría de Al Qaeda nos han querido hacer digerir para acallar clamores populares y conciencias oficiales no demasiado tranquilas; pero sentadas en su poltrana acharolada y estrenada a costa de un “pucherazo sangriento” que puso en la picota a Aznar y su Gobierno, acusándolos de ser los causantes del terrible atentado provocado, según la opinión de aquellos que toman a los españoles por una manada de borregos, por la implicación de España en la guerra de Irak, y provocado el acto asesino del 11-M por una supuesta banda de terroristas islámicos obsesionados con la Yihad, cuando la investigación policial demostró que era una banda de delicuentes comunes que habían estado en cárceles españolas donde conocieron a presos etarras, por no citar las vinculaciones de éstos con Trashorras, el proveedor de los explosivos utilizados en la masacre.

Ahora, Zapatero, en un acto de indignidad inconcebible para cualquier ciudadano de cualquier ideología política, condición y talante, le pide al colectivo de las víctimas del terrorismo etarra “oficial”: más de mil muertos, miles de heridos con secuelas irreversibles y otros tantos miles de familias destrozadas, que sean “generosas” en su dolor para que no estorben con sus reivindicaciones justas, legítimas y necesarias a este “proceso de paz”, patochada incalificable y siniestra que está tratando de enhebrar este “salvador de la convivencia pacífica nacional” (aunque nadie sabe a que nacionalidad representa, porque a la española que es la que él gobierna, al menos en teoría, no sólo no la acepta, sino que rechaza y, por ello, está empeñado en llamar fascista a todo aquel que no comulgue con sus ideas de deshacedor de una patria a la que ni representa ni en la que cree, y de la que la mitad de los españoles ya ni le reconoce como representante válido ni digno de serlo).
Este político singular donde los haya, les recuerda que "a él también le mataron a su abuelo" durante la Guerra Civil, equiparándo así su dolor como familiar de un fallecido en contienda, al de la tragedia sufrida por las víctimas del terrorismo etarra, reconocido como tal o del extraoficial, denominado “extremismo islámico”, según conviene para no asustar a los electores entre los que se cuentan los millones que le votaron con buena fé y absoluta convicción de que sería su elección lo mejor para los intereses de “este país” al que su Presidente de Gobierno llama así, en un giro sarcástico porque se avergüenza de llamarle España, aunque cobra de sus Presupuestos Generales el sueldo de Presidente y firma como tal, en una demostración indiscutible de cinismo absoluto. Y le pide generosidad, lo que quiere decir total olvido de sus sufrimientos por la muerte irreparable de familiares, las secuelas físicas de los supervivientes del terror etarra y las familias deshechas, a pesar de que este ínclito Presidente se atreve a afirmar constantemente, en una demostración absoluta y feroz de cinismo y vesanía, que a él le mataron a su abuelo los nacionales durante la Guerra Civil española, olvidando que al otro abuelo, un prestigioso médico, también lo mataron los “rojos”, pero sin hacer distinción entre un conflicto bélico y los millones de muertos que ello conlleva, tanto entre la población civil como en los ejércitos contendientes, con un acto salvaje de terrorismo que arremete a víctimas inocentes, cogiéndolas por sorpresa en un momento de sus vidas cotidianas, a base de tiros en la nuca, bombas lapas o masacres colectivas como las de Hipercort de Barcelona, por no repetir de nuevo la la carnicería atroz del 11.M, porque, al fin y al cabo, fueron los extremistas árabes que vinieron a poner su granito de arena en este escenario de terror en un sangriento día en el que se les olvidó cintas con versículos del Corán (costumbre ésta que va en contra de las que tienen, realmente, los terroristas islámicos), así como colillas de cigarrilos, contradicción igualmente con los hábitos de musulmanes fanáticos que respetan los versículos del Corán, y tampoco beben alcohol como hacían los del 11-M , además de que estaban casados, algunos, con mujeres españolas y, por tanto, infieles, cuestión ésta que no se cree nadie que conozca la mentalidad musulmana estricta con los dictados del Corán.

Ante el clamor popular de este millón de ciudadanos venidos de toda España, en más de doscientos autobuses, más el innumerable número de madrileños que se han querido sumar a la manifestación de repulsa y dolor ante la villanía que está queriendo consumar este Gobierno-plaga de dialogar lo indialogable, acordar lo inacordable y someterse a los designios de un grupo de pistoleros en una dejación total de las facultades de gobierno y en contra de las Leyes establecidas en un Estado de Derecho en el que los poderes están sometidos al mismo y no pueden conculcarlo y, menos aún, en nombre del pueblo al que dicen respresentar, este desgobierno presidido por ZP y sus muchachos (buen nombre para un mariachis), sólo cabe preguntarse cuánto más tiene que aguantar el noble pueblo español de cualquier Autonomía, antes llamada Región, para decir "¡basta!” y tomar el timón del rumbo que lleve a España a buen puerto, sacándolo del naufragio al que quiere abocarnos esta panda de nacionalista, separatistas, antiespañolistas y anticonstitucionalistas que se sienten orgullosos de sus nacionalidades respectivas: vascas y catalanas y las reivindican con orgullos, izando sus banderas, cantando sus himnos y obligando a hablar sus respectivas lenguas a los que vivan en sus territorios; pero ridiculizan y desprecian a quienes están igual de orgullosos de la nacionalidad española, la que heredaron de sus padres, abuelos y demás ancestros, la que existe desde los Reyes Católicos y no es un invento de Franco, como afirman los ignorantes o los malintencionads, y asistimos atónitos a la claudicación vergonzosa, en aras de una supuesta paz que no se creen ni los propios etarras que siguen mandando cartas de extorsión, incendiando coches y negocios de aquellos que no piensan igual, si se les puede llamar pensamiento a lo que albergan los terroristas y sus aledaños debajos del flequillo, y están en contra de dicho “proceso de paz”, eufemismo para llamar a una simple bajada de pantalones que permita cumplir con los acuerdos apalabrados antes de las últimas elecciones y que, si no se llevan a cabo, los “aliados” de nuestro Gobierno le van a recordar, destapando el cubo de basura para que todo el mundo vea, sienta y conozca la mierda que se esconde debajo de este proceso pacificador y que cualquier ciudadano sensato, de cualquier partido e ideología como es el caso de muchos socialistas que asisten escandalizados a este disparate peligroso para el futuro de España como nación y para cada ciudadano en particular, y de lo que puede servir de ejemplo la dimisión del Ministro de Defensa, José Bono, que tuvo que renunciar a su cargo porque no aceptaba el Estatut catalán ya que percibe el peligro que se esconde en esa trampa de cambio de Estatutos que, únicamente, es un anuncio aplazado de seccesión, consentida, amparada y auspiciada por el Gobierno de España, lo que tiene atónitos a los políticos de toda Europa y a los españoles que piden, pedimos, conocer la verdad que se esconde debajo de esta traición política a un pueblo, al dolor de unas víctimas, y a todo y cada uno de los ciudadanos que votamos y pagamos impuestos y que no sabemos bien todavía cuánta mierda hay escondida en este proceso de claudicación vergonzosa de un gobierno para que no se descubra esa verdad; pero que todos sabemos, o sospechamos, porque llevamos más de dos años soportando el hedor que impregna la vida política española desde entonces.


Ana lejandre

© Copyright 2006. Todos los derechos reservados.

10 junio 2006

La AVT y "ZP, el Pacificador"


Como colofón y para demostrar el talante democrático de este político llamado Zapatero, sólo hay que recordar lo dicho por él mismo en el acto convocado hoy en Tarragona por el PSC con motivo de la campaña a favor del Estatut catalán, pues no ha tenido ningún tipo de escrúpulos en afirmar que: “... la mayoría de los españoles comparten la idea de que merece la pena de hacer llegar la paz” (sic).

Naturalmente, ese “merece la pena” significa que hay que excarcelar a los terroristas, concederles lo que pidan, incluído el territorio de Navarra que ellos reivindican, sin importarles un pito lo que los navarros piensen, en un acto típicamente antidemocrático y fascista de la izquierda abertzale y los separatismos ultramontanos.

Por supuesto, en ese “merece la pena” habría que incluir también la pena de las víctimas por las vidas de más de mil muertos, el sufrimiento de sus familias y el de quienes sobrevivieron a un atentado y aún viven inmersos en el terror.

Lo único que no se puede olvidar es que al abuelo de Zapatero lo mataron los “azules” (al otro ni nombrarlo, porque no conviene a la causa del partido.ni al plan pacificador), ni los daños colaterales a los que se refiere Otegui, el dirigente de HB y camarada de izquierdas y de causa de Zapatero.

¡Da vergüenza, rubor y pena escuchar cosas así como las dichas por “ZP, el Pacificador”!
Ana Alejandre
© copyright 2006. Todos los derechos reservados.

El PSOE y la opinión de "nadie".



Por su parte, el Secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares, respondió al Foro de Ermua que pide que los socialistas paralicen cualquier contacto o conversación con HB y su entorno, afirmando Ares que los socialistas vascos se reunirán con representantes de la izquierda abertzale porque están convencidos de que no cometen ninguna ilegalidad y para contribuir al proceso de paz y, agrego: “No vamos a admitir que nadie nos diga lo que tenemos que hacer”.

Naturalmente, en ese “nadie” estamos incluidos todos los españoles, votantes del PSOE o no, y que somos los que dicen representar, porque así se demuestra, una vez más, con afirmaciones propias del talante “democrático” de ese partido en el Gobierno, que es verdad lo que hace tiempo sospechamos muchos: que el Gobierno del PSOE considera que los españoles de a pie no somos “nadie”.

Por si quedaba alguna duda, ya lo ha aclarado con su tajante afirmación un socialista más al opinar, tajante e implícitamente, de la importancia y valor que para ese Gobierno tiene la opinión de los españoles.

¡Toda una lección de democracia y respeto a la ciudadanía!
Ana Alejandre
© copyright 2006. Todos los derechos reservados.

Rajoy y la salida de ETA


Por su parte, Rajoy, dijo hoy, sábado, 10 de junio, en un mitin en La Farga, en L’Hospitalet de Llobregat, que “Zapatero parece ignorar lo que es la Ley” y prometió su asistencia, la que cumplió, a la convocatoria de la manifestación de la AVT porque en ella “le dicen a ETA que le vamos a ganar”.

Recordó también que en el mandato del PP la lucha contra ETA fue “eficaz” y recordó a la organización terrorista que “no tiene más salida que es la de dejar de matar”.


Es decir, sólo dijo lo que el sentido común de cualquier ciudadano piensa sobre algo que no ofrece más opciones que la aplicación de las leyes a quienes las infringen, aunque sean miembros de un Gobierno.
Ana Alejandre
© copyright 2006. Todos los derechos reservados.

Nuevas actualizaciones


Hoy, 10 de junio, será actualizado este blog con nuevos comentarios sobre la actualidad política.



El blog http://www.alejandralia.blogspot.com, ha sido actualizado también con fecha de hoy.

20 mayo 2006

Con "C" de consulta popular



Con "C" de Consulta popular en Montenegro & Cataluña

Hoy, 20 de mayo, en la prensa española ha salido la noticia en la sección de internacional que, a continuación, resumo:

Mañana, 21 de junio, los montenegrinos decidirán a través de las urnas si desean seguir pertenenciendo a Serbia Montenegro, el estado federal que se resistió a la desintegración y mantiene aún el orgullo nacional de la ex Yugoslavia. Después de que expresen su voluntad democráticamente, solo quedará la incógnita del futuro de la provincia autonómica de Kosovo que está en manos de las fuerzas internacionales; pero bajo circunscripción territorial serbia. Por primera vez desde que comenzó el proceso de seccesión yugoslava el futuro de las partes en las que se disgregó este país se va a decidir en las urnas y no por el recurso a la fuerza bélica.

Montenegro cuenta en la actualidad con 600.000 habitantes y su economía depende básicamente del turismo regional. Sus diferencias con Serbia son mínimos porque ambas naciones poseen una lengua común, una misma religión (cristianos ortodoxos) iguales tradiciones y una historia compartida. Geográficamente, Montenegro es la salida al mar y el lugar de descanso para los serbios que suelen tener, una gran mayoría de ellos, una casa de descanso allí. Los pueblos están muy mezclados, ya que medio millón de montenegrinos viven en territorio serbio, mientras que en Montenegro cerca de un 40% se considera serbio.

En cuanto a la economía, según los sondeos, entre un 50 y un 55 por ciento de la población votará a favor de la independencia. Algunos comentaristas opinan que los motivos de estos votos son económicos, ya que en Montenegro la inflación es de 1,8% mientras que en Serbia alcanza al 18%, además de que el paro en Serbia es de un 30%, frente al 18% en Montenegro, aunque afirman que las cifras de los independentistas están falseadas en contra de Serbia, ya que en las cifras que se aplican a este territorio se les agrega las que se refieren a Kosovo, donde el paro supera el 50% y la inflación no conoce límites ni está cuantificada. Por lo tanto, concluyen que la situación económica en Montenegro no es mejor que la de Serbia y su renta per cápita está en torno a la media. Los impulsores de la indenpencia son las autoridades montenegrinas dirigidas por su Presidente Milo Djukanovic,. al existir en Montenegro una burocracia asfixiante con inumerables expedientes sobre corrupción y ser sospechosos los gobernantes montenegrinos de mantener relaciones con el crimen organizado, por lo que les interesa la independencia y eso motivos se ven incrementados por dos aspiraciones: un futuro mejor y más cercano a la Unión Europea (alejados así de la inestabilidad política de Serbia) y una mayor cota de poder para los gobernantes montenegrinos.

Por todo lo anterior, algunos comentaristas dudan de que la votación quede estancada en la llamada "zona gris", es decir, entre un 50 y un 55 por ciento a favor de la independemcia, ya que según las reglas de la consulta popular que están avaladas por la UE, que establecen que sólo si alcanza en 55% de los votos obtendrá Montenegro la independencia, y Belgrado se ha comprometido a aceptar, en ese caso de mayoría, la independencia votada por los montenegrinos.
Comentarios a la noticia.-

La reflexión del paralelismo entre lo que sucede en Montenegro con la situación política en el territorio nacional español es clara y en consonancia directa con lo que sucede en Cataluña, donde sus gobernantes falsean cifras de lo que aportan al caudal común del Estado español con iguales ansias de un mayor poder ante la Unión Europea, además de la propia inestabilidad que tenemos en España debida a la pésima gestión gubernamental de este político nefasto llamado ZP y su deseo de fragmentar a España, por ese dicho que afirma: "divide y vencerás", más la corrupción que subyace en las esferas políticas de uno y otro lado, que convierten a España en un territorio abocado a la misma y terrible situación que vivió Yugoslavia hace años, aunque allí primero se produjo la guerra seccesionista de los Balcanes, de la que Yugoslavia salío escindida en varias repúblicas, y ahora se celebra en estos días, y en un futuro no muy lejano también habrá otras más, una consulta democrática y popular para decidir si los dos terriorios unidos, aunque sea sólo administrativamente, como son Montenegro y Serbia, se volverán a escindir en dos países independientes, en una nueva división que les conviene siempre a los que esperan recibir más y dar menos.

En una extraña similitud de hechos con nuestro país, se advierte ese paralelismo antes mencionado; pero invirtiendo el orden de los mismos, porque mientras que en España, primero se celebrará en Cataluña el referéndum, a primeros de junio, para saber la opinión del pueblo catalán sobre el Proyecto del Estatut y, más tarde y si nos descuidamos, cosa tan frecuente hablando de políticos españoles, podemos terminar en una guerra civil donde, en vez de los votos, hablarán las balas cuando unos y otros no quieran hacer más caso que a la razón bruta; pues, según estan las cosas, aquí la razón se perdió hace ya muchos años y sólo quedan los brutos, nacionalistas de uno y otro punto cardinal, disputándose un trozo mayor de la tarta nacional, sin que los votos de los ciudadanos cuenten y les importen demasiado a los políticos que sólo se acuerdan de la opinión de éstos cuando llega el momento de votar en las elecciones y, una vez conseguido el poder, de lo dicho nada y de lo prometido menos; y si no que se lo pregunten a Zapatero al que se eligió por el voto de muchos millones de españoles despistados como Presidente de España, eufemismo sarcástico que ha venido a demostrar, una vez ya instalado en el Gobierno, que es verdad ese dicho que afirma que "el lobo se puso a cuidar a las ovejas", ya que a España, además de los nacionalismos cerriles., no le hace falta mejor enemigo que este lobo llamado ZP que ha tomado a todos los españoles, incluídos sus propios votantes, como una manada de borregos.

Ana Alejandre

Copyright 2006. Todos los derechos reservados.

15 mayo 2006

Próximas actualizaciones




El próximo sábado, día 20 de mayo, será actualizado "Abecedario Alejandrino" con comentarios sobre noticias de actualidad.

Todas las semanas se actualiza esta web.


Otros blog de su autora:

http://www.ana-alejandre-avuelapluma.blogspot.com

http://www.internalia.blogspot.com (de reciente creación)

y el dominio:

http://www.anaalejandre.com

14 mayo 2006

Con B de Bolivia, nuestra aliada.




Noticia publicada en “La Razón”, sección Internacional, el 12 de mayo de 2006.



“Evo, al desnudo.España recibe con sorpresa la nacionalización de los hidrocarburos pese a ser una promesa electoralCarmen Gurruchaga
Madrid-



El Gobierno conocía los planes de nacionalización del presidente boliviano, Evo Morales, ya que estaban recogidos en su programa electoral. Pero su anuncio, en este momento inesperado, le ha pillado por sorpresa. Por eso sospecha que la decisión pudo verse acelerada tras la reunión que el líder cocalero mantuvo el fin de semana anterior con los presidentes de Cuba, Fidel Castro, y Venezuela, Hugo Chávez, según fuentes diplomáticas españolas. El mandatario venezolano telefoneó al presidente José Luis Rodríguez Zapatero para comunicarle que el Decreto Supremo iba a ser aprobado el lunes. Lo que entra en contradicción con las manifestaciones realizadas por el presidente indígena de que se trata de una decisión meditada en sus instituciones y adoptada por su Gobierno en el momento que lo consideró oportuno. No obstante, el jefe del Ejecutivo tendrá posibilidad de conversar con Morales en la Cumbre UE-América Latina, que se celebra esta semana en Viena. La amistad con el líder indígena exhibida por José Luis Rodríguez Zapatero no ha evitado una medida que afecta directamente a los intereses de un país amigo. Podría decirse que «con amigos así uno no necesita enemigos o que vaya la que ha liado el aliado», señalaba a LA RAZÓN un empresario catalán. La diplomacia española se excusa e intenta minimizar la amistad con Morales: «El primer viaje al extranjero de los presidentes electos iberoamericanos, es decir, cuando todavía no han tomado formalmente posesión, suele ser a Washington y a Madrid». «Era obvio que Morales no iba a acudir a la capital estadounidense y por eso vino a la española», añaden las fuentes. Otra excusa es la importancia que para los gobiernos tiene, en estos tiempos, el valor mediático, y no cabe duda del gran impacto mediático de Morales. Lo mismo sucede con Chávez, por no hablar de Castro. Amigos preferenciales. Pero para el Ministerio de Exteriores no se trata de un problema de amistad. Las fuentes ministeriales alegan que tanto este Gabinete como los anteriores han sido amigos de todos los Gobiernos iberoamericanos, excepto ocasionales enfrentamientos puntuales como el habido hace años con Guatemala. Además, explican que Bolivia, Venezuela y Cuba no son exactamente los tres aliados preferenciales en la región. Como dato político aportan que España mantiene un acuerdo de asociación estratégica con México, Brasil, Argentina y Chile, y como dato económico, que estos cuatro países, más Perú, son los destinatarios de la mayor inversión española en la región. Estos datos no significan que aunque la inversión en Bolivia sea menor cuantitativamente, España deje de ser el primer inversor en el país donde están presentes empresas tan importantes como Repsol, Telefónica, Unión Fenosa, Albertis o Iberdrola. «No es enemistad con España», argumentan, ya que la medida afecta también a otros países amigos como Brasil, país en el que el 60 por ciento del gas que consume procede de Bolivia a través de un gasoducto de 3.200 kilómetros. Las fuentes diplomáticas consultadas consideran que se debe enmarcar la situación creada dentro del contexto regional y, además, «reconocer que el país tiene derechos sobre sus recursos naturales». Morales es el primer líder indígena electo y eso es trascendental para el país. Explican que Bolivia vive un proceso electoral para la Asamblea Constituyente, que tiene que elaborar la próxima Constitución y el presidente ha de tomar posiciones y situarse bien respecto a los electores. Al parecer, su popularidad habría descendido desde su llegada al Gobierno. El Ejecutivo reconoce que esperaba el decreto y también que es más duro de lo que suponía. La falta de reflejos ante la crisis generada y la ausencia de una respuesta contundente están siendo dos de los principales reproches que desde la oposición y desde el mundo empresarial hacen al Gobierno, que ha optado por la vía de la negociación y el acuerdo. En Exteriores, están convencidos de que las sanciones no dan resultados y que España nunca ha llevado a cabo políticas de confrontación con países iberoamericanos. El Gobierno justifica su cautela a la hora de hacer una declaración rotunda ante la posibilidad de perjudicar a Repsol, porque a la empresa le interese el acuerdo. Así pues, ha decidido que la mejor vía para no dañar los intereses de la petrolera española es la negociación. Pese a todo, la nacionalización de los hidrocarburos no afectará a las ayudas que España presta al país andino. Zapatero, en un acto de UGT, pidió tranquilidad porque aún hay 180 días de plazo para negociar con el Gobierno boliviano antes de que se adopte la nueva normativa.”


Comentario a la noticia:



El talante negociador de ZP no se puede poner en duda. Tanto, que negocia siempre con todos: tirios y troyanos; amigos y enemigos; españoles y antiespañoles; porque su opinión es que todo es negociable, desde la integridad de un país, incluso el que él mismo preside como Jefe de Gobierno, como los intereses legítimos de empresas españolas en el extranjero o dentro del territorio nacional, y al igual que con la propia identidad y significado de lo que significa España. No es cuestión de discutir con unos y otros para mantener la integridad de España como nación, la economía nacional, la seguridad de los ciudadanos y la propia dignidad, la personal de cada uno de los españoles y general de todo un pueblo que es una nación, es decir, la nación española; pero cuestión es ésta que no debe estar muy clara para quien sólo defiende, comprende y alienta a las otras nacionalidades, menos a la española, claro, porque ese concepto, si es que existe para ZP, lo debió perder hace tiempo y aún no lo ha encontrado por el tortuoso camino que sigue porque le debe alcanzar un poco lejos.

Hay que negociar con el que te tiende la mano para estrecharla o para dar una bofetada; todo antes que perder la compostura, la sonrisa profidén y el sentido, no el común que ese se perdió hace tiempo, sino el sentido de la oportunidad de salir luciendo la mejor de las sonrisas, sea con Morales, con los nacionalistas de uno y otro bando, o con el propio Sacamantecas si propusiera poner una fábrica de jabones en el pueblo de al lado, y al que no conviene, o no es preciso, según opinión de los negociadores del tipo de ZP, preguntarle de dónde piensa obtener la materia prima.

Por eso a Morales, que le ha dado por saco a los intereses de muchas empresas españolas, saltándose los contratos y convenios celebrados legítimamente, se le tiende la mano, se le recibe con todos los honores y se le da las gracias por haber demostrado, una vez más, lo buen amigo que es de España y que para demostrar esto último viene a Madrid, aunque en realidad sea por el motivo que expresa la diplomacia española de la forma siguiente: «El primer viaje al extranjero de los presidentes electos iberoamericanos, es decir, cuando todavía no han tomado formalmente posesión, suele ser a Washington y a Madrid». «Era obvio que Morales no iba a acudir a la capital estadounidense y por eso vino a la española», es decir, viene por la costumbre y porque en EE.UU no le iban a recibir con honores, precisamente, a no ser para acompañarle a la puerta de salida. En una palabra, viene a España porque es una obligación diplomática basada en la costumbre; pero a esa demostración de amistad la contradicen los hechos contundentes del presidente boliviano que aplica, en esre caso, ese refrán que dice: “amigos, sí; pero la vaquiña por lo que vale” y a cuya actitud la han definido muy bien los empresarios catalanes al decir que “con amigos así, no hacen falta enemigos”. Todos se dan cuenta de la realidad sobre este asunto; pero a nuestro beatífico Presidente no se le ha encendido la luz del piloto rojo que indica que a España se la han jugado en otro frente más, uno de los muchos desde que ZP y su gobierno están en el poder; pero que ese mismo piloto rojo debe estar dando alaridos de alarma en las empresas como Telefónica, Iberdrola, Albertis e Unión Fenosa, menos en Repsol, porque a ésa sí que parece interesarle el acuerdo y ya es bastante éxito que una compañía salga poco perjudicada de esta demostración de amistad del presidente boliviano, porque las otras cuatro o cinco que salen malparadas, viendo sus millonarias inversiones por los aires, son cuestiones menores para la diplomacia española que considera que ha conseguido un triunfo incuestionable, según los portavoces oficiales, aunque siempre hay algún que otro descontento que no comprenden, o mejor dicho, no comprendemos, esa peculiar teoría económica que sostiene que la ganancia está en perder seis y ganar uno.

Estamos apañados con amigos y aliados como Morales y otros de su misma cuerda. Estas son las buenas relaciones que interesan a España. Con ellos y los acuerdos con los que quieren desgajar a España en trozos, por eso de que hay que combatir el latifundismo y España es demasiado grande para una sola nación, por lo que debe repartirse entre unas cuantas, vamos bien, según ZP y sus afines. Lo malo no es que se lo crean los que así piensan y predican; lo peor, es que nos lo lleguemos a creer todos porque eso sí que nos llevaría a la autentica enajenación como pueblo, como nación y como individuos, ya que pasaríamos a ser, en vez de un colectivo de ciudadanos libres y pensantes, una simple manada de borregos.



Ana Alejandre
Copyright 2006. Todos los derechos reservados.